fcb.portal.reset.password

Messi, Suárez y Neymar Jr celebran un gol esta temporada / VICTOR SALGADO - FCB

Si un equipo es capaz de revertir una mala situación no es otro que el Barça. Si bien es cierto que los últimos resultados no han sido beneficiosos para los intereses azulgranas, el conjunto se siente más fuerte que nunca para reencontrarse con su buen fútbol. A pesar de la eliminación europea, todavía quedan dos objetivos que ilusionan, y mucho, como son repetir por segunda temporada consecutiva la Liga y la Copa, algo que no sucede desde el año 1953. Dos competiciones en las que dependen de ellos mismos para ganarlas. En la competición doméstica son líderes, y en la Copa del Rey el Sevilla espera en la final.

El Valencia, pues, será el primer escollo que tendrán que batir los hombres de Luis Enrique para restar una jornada en el calendario y acercarse al título. El técnico asturiano reveló que ha visto el equipo recuperado y con ganas de lograr el doblete, y recordó que el grupo nunca ha pensado que sería un paseo. Luis Enrique espera que la afición llene el Camp Nou para apoyar a un equipo que hace historia año tras año. Para este partido el preparador azulgrana no podrá contar con el sancionado Arda Turan - acumulación de tarjetas-, ni tampoco con los lesionados Rafinha, Sandro, Vermaelen y Mathieu ni el descartado Masip.

Enfrentamiento vital

Con el recuerdo muy presente de la goleada por 7-0 en las semifinales de la Copa del Rey viaja el conjunto che a Barcelona. Los valencianos han cambiado por tercera vez de entrenador esta temporada tras destituir Gay Neville. Con el equipo situado en la zona peligrosa de la clasificación, esta vez quien se sentará en el banquillo es Paco Ayestaran. Con la llegada del nuevo técnico el equipo ha sumado tres puntos de seis posibles y ha recuperado el espíritu competitivo. Será el cuarto duelo entre azulgranas y valencianos esta temporada. Ayestaran no contará con los lesionados Piatti, Bakkali y Cheryshev. Tampoco podrá disponer de Feghouli, sancionado, ni de Vezo y Jaume, por decisión técnica. Con quien sí podrá contar es con Cancelo y Gayà, que ya se han recuperado.

El partido llega en un momento clave de la temporada y ambos quieren conseguir sus objetivos. Los grandes equipos se hacen fuertes en los malos momentos y nadie tiene ninguna duda de que el Barça será capaz de rehacerse y volver al camino de la victoria. No importa desde donde se venga, pero desde el sur hasta el norte todo el mundo tiene que estar de acuerdo en que el Camp Nou debe ser un clamor. Un clamor a la Liga.

Volver arriba