fcb.portal.reset.password

Rakitic y Suárez, celebrando un gol en el partido de esta Champions / MIGUEL RUIZ-FCB

La racha de 39 partidos sin perder ya es historia. Ahora toca empezar de nuevo el camino de la victoria -sin obviar los méritos conseguidos- y avanzar en el reto de la Liga de Campeones. Con la misma confianza existente antes del Clásico del pasado sábado, el equipo de Luis Enrique afronta este martes (20.45 horas, TV3 y Antena 3) la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones. Tras superar el Arsenal toca buscar el acceso a las semifinales y, por tanto, el objetivo es empezar con buen pie la eliminatoria contra un rival complicado -y también conocido- como es el Atlético de Madrid. El escenario será un Camp Nou que volverá a llenarse para apoyar el vigente campeón de la máxima competición europea. Un equipo que aspira al segundo triplete consecutivo pero que prefiere ir paso a paso.

Luis Enrique, en el banquillo del Barça, no ha perdido ninguno de los seis enfrentamientos contra el Atlético de Simeone. Esto no evita que el técnico asturiano tenga elogios ante un equipo "muy completo". Asimismo, el preparador azulgrana asegura que "tengo mucha fe en los jugadores" para conseguir el mejor resultado posible. La vuelta en el Vicente Calderón (13 de abril) será de máxima exigencia.

En la cita europea no podrán participar los lesionados Mathieu, Sandro, Adriano y Aleix Vidal. Este último sufrió una lesión en el último entrenamiento del lunes. Luis Enrique, además, ha dejado fuera a Masip y Douglas de la lista definitiva de convocados. El Atlético de Madrid también se ejercitó el día previo, en su caso sobre el césped del Camp Nou.

Simeone ya dispone de una pieza clave como es el recuperado Diego Godín. Ambos han asegurado, en rueda de prensa, que esperan la mejor versión del Barça. El central uruguayo es el puntal de una defensa que espera el retorno del también central Giménez. Oblak, con 15 goles, es el portero menos goleado de la Liga mientras que hombres como Saúl, Koke, Fernando Torres y Griezmann aportan juego y goles. A pesar de jugar con la segunda equipación, la plantilla de Luis Enrique jugará en el Camp Nou con el deseo de recibir el apoyo de los 90.000 aficionados y de ofrecer una gran noche de Champions. Es el primer paso para reencontrar el camino de la victoria y acercarse a una nueva semifinal.

Volver arriba