fcb.portal.reset.password

Rafinha en el partido de este martes ante el Atlético de Madrid / VICTOR SALGADO-FCB

202 días han pasado desde que, en el Olímpico de Roma, Rafael Alcántara 'Rafinha' caía lesionado de la rodilla derecha. En una entrada de Nainggolan, el '12' del Barça se hizo una rotura del ligamento cruzado, fue intervenido unos días después y enseguida inició la fase de recuperación. Y casi siete meses después reapareció con la camiseta del Barça, nada menos que en la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones contra el Atlético de Madrid (2-1). De esta manera cerró el círculo, ya que la lesión se produjo en el partido que abría la fase de grupos de la máxima competición europea.

El centrocampista brasileño sustituyó Rakitic en el minuto 63 del partido contra el Atlético, coincidiendo con el gol del empate de Luis Suárez. Disputó, pues, más de media hora de partido. No eran los primeros minutos que jugaba después de la lesión, ya que hace cerca de una semana jugó con la selección olímpica de Brasil contra el combinado de Sudáfrica. Ese día, Rafinha también jugó media hora y dio una buena asistencia a su compañero Andreas Pereira en el tercer gol brasileño.

"Felicidad inmensa"

Rafinha recibió el alta médica el pasado 17 de marzo, y unos días después concedió una entrevista en exclusiva a los medios del Club en la que afirmó que era "un momento de inmensa felicidad". Dos semanas después, el '12' del Barça tuvo los primeros minutos en el Camp Nou. En la zona mixta posterior al encuentro europeo, el brasileño declaró: "Me he entrenado muy duro estos meses para estar bien a este nivel de exigencia". Y es que la cita contra el Atlético es uno de esos partidos que exigen el máximo.

Los pases acertados de Rafinha contra el Atlético. Haz click en la imágen para hacerla más grande

Luis Enrique, en rueda de prensa, alabó Rafinha tras su regreso a los terrenos de juego. "Pensábamos que no lo tendríamos en toda la temporada. Los servicios médicos han trabajado bien, y es una noticia maravillosa". El brasileño es un jugador que ha ido ligado al asturiano, con el que también coincidió en su año en el Celta. "Es un jugador especial, diferente, capaz de jugar con poco espacio. Tiene gol, buen manejo de pelota y muchas ganas de jugar ", sentenció Luis Enrique.

Volver arriba