fcb.portal.reset.password

Gerard Piqué durante el partido contra el Málaga de la temporada pasada en el Camp Nou / VICTOR SALGADO - FCB

[[DES_1]] Un gol en 270 minutos y cuatro puntos de nueve posibles. Este es el balance del FC Barcelona contra el Málaga desde el curso pasado. Y es que los últimos precedentes contra el equipo andaluz han sido partidos complicados para los azulgranas. La temporada pasada los de Luis Enrique no pudieron sumar ninguna victoria en los dos duelos en la Liga. En la primera vuelta el Barça empató a 0 en La Rosaleda y se dejó sus primeros puntos de la temporada.

En aquel partido los azulgranas se vieron bloqueados por una defensa local muy bien trenzada, y ninguno de los diez disparos realizados fue entre los tres palos. En la segunda vuelta el Málaga sorprendió al Barça en el Camp Nou y contra todo pronóstico se llevó los tres puntos ganando por la mínima (0-1). En ese duelo los culés realizaron hasta 11 remates, cuatro de los cuales a puerta. De hecho, los malagueños son el último equipo que ha sido capaz de ganar en el Estadio. El Barça, que el curso pasado alcanzó una media de siete disparos a puerta por partido, contra el Málaga sólo pudo hacer hasta cuatro en el total de los dos enfrentamientos.

Pero este curso, en el partido de Liga en el Camp Nou, el Barça sí pudo superar el Málaga. El duelo, sin embargo, no se resolvió hasta el minuto 83, después de que Vermaelen marcara el gol de la victoria (1-0). Sin embargo, en ese encuentro el FC Barcelona remató hasta 22 veces, 13 de los cuales entre los tres palos. Un partido muy diferente de los del curso pasado, pero Kameni realizó una gran actuación. De este modo, los datos muestran que el Málaga de Javi Gracia es un equipo duro de batir. Así pues, los azulgranas aspiran seguir con la racha goleadora actual -18 tantos en cinco partidos- para superar el muro malagueño y volver a Barcelona con los tres puntos.

Javi Gracia, protagonista

El técnico navarro no sólo ha conseguido complicar los partidos al Barça con el Málaga, sino que también hay otro precedente cuando entrenaba al Osasuna. Y es que en la temporada 2013/14 arañó un punto en el Reyno de Navarra. Un partido que acabó en empate (0-0). Hay que decir, sin embargo, que en el partido de la segunda vuelta los azulgranas superaron al conjunto navarro por 7-0.

Volver arriba