fcb.portal.reset.password
Vermaelen, con la camiseta del Arsenal, aplaude a la afición al final de un partido

Vermaelen ha sido el líder del Arsenal dentro del vestuario / ARSENAL FC

Nacido en Bélgica, pero formado futbolísticamente en la escuela del Ajax de Amsterdam. Y, como buen discípulo de la cantera del Ajax, Thomas Vermaelen (Kapellen, Bélgica, 14 de noviembre de 1985), el segundo futbolista belga de la historia del Barça después de Fernand Goyvaerts (1961-1965), es un central con una buena salida del balón, un gran orden táctico y una fuerte contundencia en el corte. A pesar de su presencia defensiva, el futbolista de 28 años destaca también por ser un futbolista con una buena visión del juego. Es por ello que el internacional belga no sólo puede jugar de central, sino que también tiene la capacidad de ocupar el lateral izquierdo.

Una buena carta de presentación para un jugador polivalente que ha aprovechado su paso por dos potentes ligas europeas, como la holandesa y la inglesa, para ganar experiencia y consagrarse como central. Y siempre como una de las referencias dentro del vestuario, porque ha sido capitán tanto del Ajax como del Arsenal.

Profesionalmente, debutó muy joven, con 19 años. Lo hizo con el Ajax el 15 de febrero de 2004, contra el Volendam. Después de una etapa cedido al RKC Waalwijk, Vermaelen volvió al club del que formaba parte desde el 2000 para ser titular. En Holanda, comenzó a llenar su palmarés y, hasta su marcha a Londres, consiguió una Eredivisie, dos Copas y dos Supercopas de Holanda.

Durante el verano de 2008 pasó a liderar el vestuario del equipo de Ámsterdam y, un año más tarde, Arséne Wenger lo incorporó a la disciplina del Arsenal. Desde el primer momento, Vermaelen ya demostró de lo que es capaz y, en su debut en la Premier League, marcó su primer gol con la camiseta gunner. En el Arsenal se destapó como un defensor contundente pero goleador y, durante la temporada de su aterrizaje, formó parte del equipo ideal de la liga inglesa. Fue en 2012 cuando, con la marcha de Robin Van Persie, su propia capacidad de liderazgo le hizo dueño del brazalete de capitán. Ahora, marcha del equipo de Londres con una copa de la FA Cup (2013/14).

Este verano, a pesar de alguna lesión, nada evitó que participara en el Mundial de Brasil con la selección de Bélgica, donde sumó 46 internacionalidades. Considerado uno de los mejores defensores belgas de su generación, debutó en el combinado nacional con 20 años, el 1 de marzo de 2006, y fue una pieza fundamental en la clasificación de su equipo para la Copa del Mundo del 2014.

Volver arriba