fcb.portal.reset.password

Imagen de un entrenamiento de porteros / MUNTATGE FCB

Ser portero es difícil. Siempre bajo presión. Pero ser portero del FC Barcelona aún lo es más. Este reportaje muestra cómo trabajan los 28 porteros del fútbol formativo amateur del FC Barcelona. Desde Rubén Sánchez, el más grande, que con 16 años juega en el Cadete A, hasta Pau Fernández, el más pequeño, que con sólo 8 años recién cumplidos defiende la portería del Prebenjamín. Todos trabajan bajo la supervisión de Ricard Segarra, coordinador del Área de Porteros del FC Barcelona, y su equipo de colaboradores formado por Xavi Ferrando, entrenador de porteros cadetes e infantiles, Carles Gil, coordinador de porteros de Fútbol 7, y Ferran Montijano, 'Monti', entrenador de porteros de Fútbol 7.

Cada martes Carles Gil y Fernando Montijano organizan una reunión en la sala de vídeo con los 18 porteros del fútbol 7. Es allí, delante de sus compañeros, donde explican cómo ha sido su actuación del fin de semana; si han jugado bien con los pies, si han dominado el juego aéreo, si se han colocado bien, si han tenido problemas en el lanzamiento de faltas o si han tenido algún error. Es una terapia de grupo muy positiva que les ayuda a ser mejores.

El juego con los pies

Como también les ayudan a mejorar todos los ejercicios diseñados por Ricard Segarra y sus colaboradores, que están destinados a reforzar el rasgo diferencial de los porteros de la Masía: el juego con los pies. Otro de los aspectos que se puede descubrir en este reportaje es el de cómo un portero azulgrana debe tener un carácter muy fuerte para soportar la presión a la que se ve sometido y cómo evoluciona bajo la portería antes de llegar al momento más complicado de su formación: el paso del fútbol 7 al fútbol 11.

Es en este momento, el primer año como infantiles, cuando los porteros descubrirán que todo es más complicado. El balón, las dimensiones del campo y la portería son más grandes, aparece el juego aéreo y, por primera vez, tendrán que aprender a cubrir la espalda de sus defensas. "Cada etapa es diferente. Tanto en el entrenamiento como en las consignas que les damos. El único punto común en todas sus etapas es el rasgo diferencial de nuestro ADN: el juego con el pie. Desde pequeños saben que el portero es un jugador más en la salida del balón y en la continuidad del juego", explica Ricard Segarra.


Especialistas de la Masia: Porteros by fcbarcelona
Volver arriba