fcb.portal.reset.password

Josep Maria Bartomeu visitó el vestuario de las azulgrana tras el triunfo | MIGUEL RUIZ - FCB

El vestuario del Barça en el Miniestadi era la viva imagen de la alegría y la euforia por una meta deportiva histórica al Club y en el fútbol femenino. Pase lo que pase contra el PSG en las semifinales, a finales de abril, nadie les podrá quitar a las chicas de Xavi Llorens y los aficionados y directivos del Club la satisfacción de haberse asegurado un lugar entre los cuatro mejores equipos de Europa. El presidente Josep Maria Bartomeu, acompañado del vicepresidente deportivo Jordi Mestre y la vicesecretaria de la Junta y presidenta del Grupo Edelmira Calvetó, Maria Teixidor, compartieron este momento con las jugadoras, el staff técnico, el director de deportes profesionales, Albert Soler, y los miembros de la comisión deportiva Joan Ramon Ramos, Xavier Rigueiro, Borja Rovira y Fernando Uriz.

"Felicidades por esta victoria, estamos muy orgullosos de vosotras, esto no termina aquí", dijo el presidente Bartomeu, que alentó al equipo a seguir soñando en la Champions y sacarse la espina de la derrota del año pasado contra el PSG, que será el rival en semifinales. Curiosamente, el mismo club que el equipo de Luis Enrique derrotó con una remontada histórica en los octavos de final de la Liga de Campeones.

"Queremos barbacoa!"

El presidente cedió la palabra a Jordi Mestre, entre los gritos eufóricos de las chicas de "¡queremos barbacoa, queremos barbacoa!". El vicepresidente deportivo se comprometió a cumplir el deseo de las jugadoras. "Ahora se ha de celebrar y disfrutar mucho de este éxito, pero después ya habrá quepensar en el Tenerife porque hay que seguir ganando en la Liga, no lo estropeemos este fin de semana", añadió Mestre en el vestuario.

El vicepresidente deportivo, en una reflexión posterior, destacó: "No es por casualidad, sino el fruto del trabajo de muchos años. Siempre dijimos que el Femenino tenía que ir creciendo, y que el proyecto a medio plazo es llegar a jugar una final de Champions, y temporada a temporada nos vamos acercando a este objetivo. Esta clasificación es un paso histórico, pero entra dentro de la planificación que teníamos. Después de un año de transición, el equipo empieza a coger ritmo de sección profesional ". Aún así, Mestre reconoce: "Todavía estamos muy lejos de los otros semifinalistas, e incluso de algún otro club que ha caído, en cuanto a presupuesto. La diferencia es grande y esto les permite tener a las mejores jugadoras del mundo".

Maria Teixidor, como presidenta del Grupo Edelmira Calvetó (grupo de trabajo que lleva el nombre de la primera socia del Barça e impulsa acciones para fomentar el papel de la mujer en el Club), también se mostró muy orgullosa de lo que habían conseguido las jugadoras del Femenino. "Es un gran logro para el Club, pero también para el deporte en general. Ha sido un momento muy emocionante y hemos visto el público también muy entregado. Había más de 7.000 personas en las gradas y en las semifinales contra el PSG hay que movilizarse todo el barcelonismo para llenar el Miniestadi. Contra el PSG será difícil, es un gran equipo, pero debemos creer que, si creemos, todo puede ser posible. ¿Por qué no? Lo hemos vivido muy recientemente con el equipo masculino, y contra el mismo club. Las chicas lo están dando todo y se merecen que las apoyemos y que sientan que toda la afición comparte el reto de soñar con una final".

Volver arriba