En 2012 la sección logró la primera UEFA Futsal Cup de la historia. | ARCHIVO FCB

La sección de fútbol sala se fundó oficialmente en septiembre de 1978. Dos años antes, sin embargo, ya existía un equipo de fútbol sala que jugaba vestido con la camiseta del Barça. Se trataba de un grupo de ex jugadores profesionales de fútbol que se empezaron a reunirse para jugar partidos de futsal. Fue justo cuando este deporte comenzaba a disputarse en Catalunya, hacia la mitad de la década de los setenta. En el primer torneo de carácter oficial que se celebró, el Trofeo Navidad, el Barça jugó y se proclamó campeón.

Éxito en el estreno

En septiembre de 1978, el FC Barcelona constituyó oficialmente la sección, inscribiéndose en la Tercera División catalana. Su ascensión fue espectacular, y después de una gran temporada, consiguieron el ascenso de categoría. Con la misma rapidez pasaron de Segunda a Primera División la temporada 1979/80. Y una vez en la máxima categoría, el conjunto barcelonista se proclamó campeón en sus dos primeras temporadas en la élite.

Reedición de la sección

En la temporada siguiente, la Junta Directiva tomó la decisión de disolver la sección. Cuatro años después, con la creación del actual sistema de competición donde la División de Honor es la máxima categoría, el Club volvió a configurar la sección. Sus primeros pasos en esta segunda etapa fueron nuevamente positivos. En la temporada 1987/88 el Barça quedó subcampeón de la Copa del Rey, título que no dejó escapar la temporada siguiente. Una campaña más tarde, en la 1989/90, el FC Barcelona se hizo con su primer título europeo, la Recopa de Europa. El Barça recibió en el Palau Blaugrana al campeón de Italia, el AC Roma, al que ganó por 3-1, proclamándose, de este modo, campeón de la Recopa europea.

Momentos difíciles

Tras tres años más de buenos resultados -el Barça quedó tercer clasificado en las dos temporadas siguientes y semifinalista en la campaña 1993/94- el equipo azulgrana comenzó a caer en picado en la tabla de clasificación. En esto tuvo mucho que ver el aspecto económico, ya que el Club se vio obligado a recortar el presupuesto y el equipo quedó formado por jugadores de la cantera. A pesar de la voluntad de estos jóvenes, el equipo acabó bajando de categoría la temporada 1997/98. Tras dos campañas en la División de Plata, el Barça volvió a la División de Honor. Pero el conjunto barcelonista volvió a bajar tres años después, en la campaña 2002/03.

A la tercera, la vencida

Esta vez no fue nada fácil volver a subir. Con Xavi Closas en el banquillo, el conjunto azulgrana acabó segundo clasificado de la Liga regular. Tras superar la primera eliminatoria contra el Arenas Gáldar, el Barça cayó derrotado ante el Muebles Caloto. En la temporada siguiente, les fue aún peor. A pesar de protagonizar una buena temporada en la que acabaron líderes del grupo B, el conjunto dirigido por Closas fue eliminado contra pronóstico en la primera eliminatoria ante el Gestesa Guadalajara. En la campaña siguiente, la 2005/06, por fin, llegó la recompensa del ascenso, contra el Gáldar canario. Marc Carmona, ex jugador azulgrana de fútbol sala y ex seleccionador catalán, y que previamente había entrado a formar parte del Club como secretario técnico, sería el artífice de ese ascenso. Llegaría tras superar al Grupo Pinar Córdoba en la primera eliminatoria y el Colegios Arenas Gáldar en una serie que se decidió a tierras canarias en un quinto partido de infarto (4-5).

Ascenso y profesionalización de la sección

Con el ascenso logrado, el Club movió los últimos hilos para llevar al equipo a la élite. Inmediatamente se profesionalizó la sección y, a nivel de jugadores, se apostó por el mejor: Javi Rodríguez. El referente estatal del fútbol sala y capitán de la selección de España aceptó la propuesta del Club azulgrana y dejó el Playas de Castellón tras nueve años para liderar un proyecto esperanzador. En la primera temporada en la máxima categoría el Barça consiguió su objetivo de mantenerse en la categoría.

Consolidación y triunfo: las primeras UEFA Futsal Cup

Durante los tres años siguientes el equipo se fue consolidando entre los mejores del fútbol estatal, aunque se topó con el muro infranqueable de las eliminatorias por el título de Liga y se tuvo que conformar con dos Copas de Catalunya. En la temporada 2010/11 llegó la eclosión definitiva de la sección, que ganó las cuatro competiciones en juego: la Liga, la Copa de España, la Copa del Rey y la Copa Catalunya.

Estos títulos serían los primeros de una época hegemónica del FC Barcelona. Levantaría tres Ligas, tres Copas de España y cuatro Copas del Rey de forma consecutiva, títulos que vendrían acompañados de la primera UEFA Futsal Cup de la sección. Este hito histórico se lograría el 2012 en Lleida, en una Final a Cuatro en la que se superaría al Sporting Clube en semis (5-1) y al poderoso Dinamo de Moscú en la final (3-1). Wilde, Lin y Torras firmarían los goles de la primera Copa de Europa culé.

En 2014 caería la segunda UEFA Futsal Cup. Esta vez, el equipo liderado por Fernandao, Wilde y Torras se impondría nuevamente el Dinamo de Moscú, ahora por 2-5, en una Final Four disputada en Bakú. El dominio continental podría haber sido aún mayor si en 2013 y en 2015 el Kairat no hubiera superado a los azulgrana en las dos Final Four.

1 / 7

Una de las primeras imágenes del fútbol sala culé, sección fundada en 1978.

2 / 7

El equipo del Barça, fotografiado en junio de 1979.

3 / 7

Plantilla correspondiente a 1980.

4 / 7

El Palau Blaugrana, durante un partido de fútbol sala en 1990.

5 / 7

La Recopa lograda en 1990 fue el primer título europeo de la sección.

6 / 7

Con Javi Rodríguez, azulgrana entre 2006 y 2012, la sección cogió una nueva dimensión.

7 / 7

Tras la lograda en Lleida en 2012, la sección repitió corona europea en 2014 en Bakú.