FC Barcelona- Athletic Club: La exuberancia del tridente vale unos cuartos (3-1)

FC Barcelona- Athletic Club: La exuberancia del tridente vale unos cuartos (3-1)

Los goles de Suárez, Neymar Jr y Messi sirven para voltear la eliminatoria ante el Athletic y acceder a la siguiente ronda de la competición

El Barça ya está en los cuartos de final de la Copa del Rey. Y lo ha logrado gracias a un tridente espectacular que se ha exhibido, sobre todo, en la segunda mitad sobre el césped del Camp Nou (3-1). Suárez ha abierto el marcador con un golazo de volea en la primera mitad, Neymar Jr ha hecho el segundo de penalti y Messi ha puesto la guinda al pastel asegurando la clasificación con otra obra maestra desde el lanzamiento de falta directa. El tridente que ya ha superado el tricentenario de goles azulgranas ha guiado a un Barça muy insistente y merecedor de la clasificación.

Con cambios en ambos bandos respecto a la ida, exigía el partido de mucha concentración. Cillessen y Rafinha eran las dos novedades azulgranas en el once inicial, mientras que Valverde condicionado por las sanciones de Raúl García y Iturraspe ha recuperado Beñat y ha preferido dejar en el banquillo Aduriz. El Barça iniciaría el duelo de manera dominante ante un rival que, de entrada, no mostraba demasiado peligro. Todo y el control de la situación, lo cierto es que los primeros minutos fueron de tanteo, sin ocasiones claras y con poca profundidad. El escenario era conocido para los de Luis Enrique ante un Athletic que presionaba y dificultaba la salida del balón azulgrana. En este contexto, los azulgranas se han estirado un poco y buscarían más jugadas largas para buscar los espacios que los vascos dejaban detrás.

Suárez abre el camino de volea

Sin embargo, a la media hora de juego llegaría el primer aviso serio del Barça. Sería gracias a la visión de mago de Iniesta que ha filtrado un pase a Neymar Jr y su asistencia lo ha ejecutado Suárez, pero el gol ha sido anulado por un fuera de juego que no era. La acción ha espoleado al Barça y Messi se acercaría al gol con dos disparos envenenados de falta. Pero, precisamente, de las botas del crack argentino nacería el primer tanto de la noche. Messi ha recuperado un balón en el centro del campo, ha combinado con Neymar Jr y el brasileño ha asistido a Suárez que ha rematado de manera sensacional de volea, para marcar un auténtico golazo de genio. Era su gol 100 con el Barça que significaba también el 300 del tridente. Un tanto que, hasta el momento, daría la clasificación a los culés.

Sacudida ha iniciado la segunda mitad. Y es que a los dos minutos de juego Neymar Jr se ha inventado una jugada de crack que ha terminado en penalti. Messi ha cedido su ejecución al brasileño que no ha fallado ante Iraizoz. Era el 2-0 y el Barça parecía tomarse un respiro, que no ha durado mucho más de cinco minutos, hasta que Saborit ha hecho el 2-1 con un remate de cabeza. El gol enfriaba el ambiente y el Barça tenía que volver a remar porque faltaba un gol que diera la clasificación. La eliminatoria estaba igualada y el Barça buscaba con insistencia el tercer gol. Lo hacía, sobre todo, a través de la banda izquierda con un Neymar Jr que lo intentaba de todas las maneras y con la ayuda de un Jordi Alba incansable en tareas ofensivas. Pero Iraizoz evitaba los respectivos disparos. El partido se convertiría en un alud culé.

Messi certifica el pase con una genialidad

Tocaba y tocaba el Barça y bordeaba con continuidad el área del conjunto vasco, que sólo se dedicaba a lanzar balones largos a Aduriz, introducido en el descanso. Pero al Barça le faltaba un gol para asegurar la clasificación. Y Messi se ha encargado de solucionarlo con otro lanzamiento de falta magistral para enloquecer el Camp Nou y poner el 3-1 favorable al Barça. Era el tercer gol del '10' de falta en tres partidos este año. Una auténtica obra de arte para seguir demostrando partido tras partido quién es el mejor jugador de todos los tiempos. Y es que Messi ha jugado de todo, ha repartido juego, ha brindado jugadas de genio habituales y ha vuelto a ser decisivo. Un jugador total y único.

El tanto del argentino y los gritos de apoyo de la afición han hecho que fueran minutos muy complicados para el Athletic, porque el Barça, intenso y dominador, bordeaba el cuarto gol. Conscientes los azulgranas que no podían recibir un gol, han sabido jugar los últimos minutos del partido y han asegurado con excelencia e inteligencia una clasificación muy luchada, resuelta por un tridente exuberante.

Força Barça
Força Barça
Cerrar artículo