Oleguer Sagarra:

Oleguer Sagarra: "el Barça está hecho de un ADN especial"

El capitán del Barça Hockey Hierba se retira de la máxima competición después de 24 años en el club

Después de 24 años militando en las filas del Barça, Oleguer Sagarra pone punto final a su trayectoria deportiva de máximo nivel. El capitán del Barça de hockey hierba, cuelga el stick y dejará de lado el deporte al máximo nivel para centrarse en su empresa y, sobre todo, en su familia que se ampliará en los próximos meses.

El capitán azulgrana marcha en un buen momento y ha repasado su trayectoria culé, que seguirá a partir de ahora en el segundo equipo ayudando a los más jóvenes a hacer el salto a la División de Honor.

¿Qué lo hizo empezar a jugar a hockey?

Probé otros deportes y no me acabaron de gustar. Probé el judo, el ajedrez y también el fútbol -que me aburría soberanamente-, pero yo soy un hombre de equipo. Un día mi madre le dijo a mi padre que me llevara a probar el hockey hierba (porque él de joven había jugado), me dieron un palo y ya no he parado.

¿Cómo se pasa de jugar a ajedres al judo y del judo al hockey?

Yo soy de probar muchas cosas y los deportes de equipo son mi especialidad. Como sabes, yo no soy una persona muy técnica sobre el campo, pero sí que tengo dotes de comunicación, por eso necesito al equipo; necesito a la gente.

¿A qué edad comenzó a jugar a hockey?

A los 8 años.

Y ahora, ¿qué edad tiene? Si se puede preguntar.

Tengo, 32. Por lo tanto, son 24 años jugando a hockey y 24 años en el Barça.

¿Cómo definiría estos 24 años?

Si tengo que hacerlo de forma breve, diría que ha sido un orgullo y que he disfrutado mucho. No juegas a hockey si no es para disfrutar. Por dinero no juegas, sino que, en mi caso, lo haces para competir. Y compitiendo sufres mucho, pero disfrutas sufriendo.

2018-03-06_PREVIAHOQUEIHERBA_12
2018-03-06_PREVIAHOQUEIHERBA_12

En el Barça Hockey Hierba, un equipo amateur, ¿es complicado que lleguen muchas alegrías deportivas?

En el Barça aprendes a disfrutar a pesar de perder, pero también hemos disfrutado ganando. He estado 12 años en el primer equipo, seis en División de Honor B y seis en División de Honor, y he disfrutado mucho, también ganando.

¿Cómo es que no ha aguantado una temporada más? De esta forma habría marchado con un número más redondo: 25 años en el Barça.

Lo pensé mucho, y ahora que viene el verano mucha gente me dice que no podré evitar volver al terreno de juego, pero aunque competir está muy bien, ser amateur es muy complicado. Entrenamos martes, jueves y viernes, más los partidos los fines de semana. Compaginar esto con mi empresa y con la familia es difícil.

¿Marcha porque quiere estar más con la familia?

Evidentemente, pero también porque sentía que ya no estaba mentalmente al cien por cien. Lo que se hace más difícil es mantener las ganas y la ambición al máximo nivel.

Pero la experiencia es un grado...

Yo quería retirarme en el campo, y empecé a notar que ya no tenía la capacidad de aguantar, aunque físicamente todavía me siento bien.

A lo largo de estas 12 temporadas en el primer equipo, ¿con qué se queda?

En cuanto a la parte deportiva y de equipo, me quedo con la temporada pasada. Fue espectacular, jugamos de perlas y acabamos poniendo la guinda con un bronce en la Copa del Rey.

A escala personal, me quedo con la primera temporada en el primer equipo. Fue cuando hice el salto a División de Honor y empecé a tener minutos.

Y si ponemos el foco en el aspecto de la sección, creo que me quedo con el año en el que se planteó una posible desaparición.

Una de las cosas que valoro del Barça es que somos un club extraordinariamente diverso.

Oleguer Sagarra

¿Por qué?

Creo que conseguimos poner de relieve que el Barça es más que un club, en especial por los deportes como el nuestro (o el rugby o el hockey hielo o cualquier otro).

Reconozco que si lo analizamos en parámetros económicos, el deporte amateur no tiene ningún sentido, porque es mucha gente que pierde muchas horas y mucho dinero para perseguir una pelota.

Esta es la mentalidad de empresario, ¿no?

Sí, pero también es cierto que esta familia [la de los Deportes Amateurs] aporta una serie de intangibles al club, que otros no tienen. Si hacemos la comparación fácil, ni el Madrid, ni el United, ni el PSG, ni casi ningún club grande de Europa tienen este valor añadido.

Ya que hemos salido del aspecto más personal, ¿es cierto que este deporte es un deporte de ricos?

El hockey es un deporte clasista y elitista. Pero una de las cosas que valoro del Barça es que somos un club extraordinariamente diverso. Se ha hecho un gran trabajo de integración social y ha acabado pasando que tenemos gente de todos los estratos socioeconómicos, y esto nos da un valor increíble.

¿Son la excepción que confirma la regla?

Nosotros somos importantes para recordar a los clubes grandes que las cosas se pueden hacer de otra manera. No tenemos todos los recursos del mundo, es cierto que también tenemos otros recursos como los servicios médicos del club, una marca como la del Barça, pero sobre todo tenemos el valor de ser una comunidad muy fuerte.

Volviendo a los Deportes Amateurs del Barça, una persona con una trayectoria tan larga, ¿cómo valora el hecho de poder vestir un escudo como el del FC Barcelona?

Cuando vas por los campos de España ves que hay un respeto porque somos el Barça, y eso también es una responsabilidad. Pero no hay que ir fuera para verlo, mis amigos cuando explican que juego en el Barça la gente se sorprende. Es cierto que después tienes que matizarlo y dices el deporte y la cosa se resitúa, pero aun así se nota que llevar este escudo es un orgullo que no todo el mundo puede disfrutar.

Somos importantes para recordar a los clubes grandes que las cosas se pueden hacer de otra manera.

Oleguer Sagarra

El capitán se marcha dejando al equipo en un buen momento. ¿Está de acuerdo?

Sí, creo que también es uno de los motivos por los que he decidido marchar. No digo que sea gracias a mí, pero creo que en los últimos tres años hemos dado un paso adelante y que, aunque todavía seguimos luchando por mantener la categoría, ahora miramos hacia arriba.

¿Qué hay que mejorar?

Si hacemos autocrítica, creo que debemos ser capaces de hacer llegar más jugadores de la casa al primer equipo. Es cierto que ahora tenemos algún jugador que ha llegado, pero hablo de estabilizarnos y ser capaces de construir un equipo que se alimente principalmente de jugadores de la casa.

¿Es difícil llegar al primer equipo del Barça?

No hace falta ser un internacional para poder llegar al primer equipo, si tuviera que enviar un mensaje a los que vienen por debajo sería que se puede llegar. Pero creo que los jóvenes también se lo tienen que creer y valorarlo. Llegar al primer equipo implica esfuerzo y trabajo, pero esconde una gran recompensa. Por lo tanto, si miramos a las categorías inferiores, lo que sube es esperanzador? Sí. Hay que hacer más trabajo? También. Hay que mirar al pasado para corregir los errores? Evidentemente.

Y ahora que marcha, ¿qué hará?

Hay algo muy curioso que sucede cuando dejas de jugar. De repente, tienes mucho tiempo libre. Eso sí que es un poco un abismo. Seguiré vinculado al Barça y seguiré jugando con el segundo equipo, pero a otro ritmo.

Para ir terminando, ¿cómo explicaría el hecho de haber lucido el brazalete de capitán?

Es un objetivo cumplido. Creo que el capitán es aquel jugador que, sin ser el más bueno del equipo (como en mi caso), es necesario. Aquel que sabe qué decir cuando lo tiene que decir y qué callar cuando se debe callar.

Ahora sí, la última: un consejo para el Barça Hockey Hierba.

No olvidar quienes somos. Somos el Barça con todo lo que ello conlleva. Esto quiere decir que defendemos un escudo, unos valores, una forma de jugar y que tenemos un ADN diferente del resto de clubes.

Força Barça
Força Barça

Relacionado Con este contenido

Cerrar artículo

Relacionado Con este contenido