El robot de Joan no tiene precio

El robot de Joan no tiene precio

Masia 360 obsequia a sus conferenciantes con un robot del Barça hecho con material reciclado por Joan Hidalgo, un chico de la Fundación Itinerarium que padece la enfermedad Ataxia Telangiectasia

José Mari Amorrortu (Athletic), Chiara de Angelo (Milan), Susana Regüela (CAR Sant Cugat) y Pablo Borrás (Estudiantes), los cuatro ponentes que, junto con Carles Folguera, director del programa Masia 360, participaron en la I Jornada Carrera dual: Formación deportiva y académica del deportista, se marcharon del Auditori 1899 del Camp Nou con un regalo muy especial: un robot del Barça hecho con material reciclado. Un regalo simbólico pero que no tiene precio. El obsequio les gustó mucho por su originalidad, pero todavía los cautivó más al saber que el regalo oficial de Masia 360 lo hace a mano Joan Hidalgo, un chico de 16 años de la Fundación Itinerarium que sufre ataxia telangiectasia, una enfermedad degenerativa que supone una pérdida progresiva de coordinación de las extremidades, cabeza, ojos y un aumento del riesgo de infecciones. De casos como el suyo sólo se han detectado 35 en España.

Pero Joan, lejos de mirar atrás, muestra todo su talento haciendo robots con material reciclado. Todo lo que la gente tira, él y su padre, que lo ayuda, lo aprovechan para hacer nacer preciosos robots. El proyecto sirve para concienciar sobre la importancia de respetar el medio ambiente para hacer un mundo mejor. “Nosotros, como Masia 360, creemos que es un regalo muy emotivo porque reúne en un robot y en la figura de Joan todos los valores que predicamos desde el FC Barcelona, y las personas que lo reciben así lo valoran”, comenta Carles Folguera.

Joan es un luchador incansable, como confesó el 28 de noviembre a otro luchador como Isidre Esteve cuando, acompañado por Carles Folguera, le hizo entrega de su robot de recuerdo después de la conferencia que dio el piloto a los padres y madres de los deportistas de Masia 360 en el acto de presentación del proyecto Masia Solidaria. Pero también ha pasado momentos muy difíciles, por la incomprensión. “Joan se sentía un poco solo. Ahora se siente realizado, hace cosas únicas diferentes de otros niños. En el pueblo se siente reconocido, lo llaman Joan Robots. Gracias al fútbol inclusivo con el Barça y a los robots se siente muy feliz”, reconoce su padre.

Jugador del Barça en fútbol inclusivo

Joan también es jugador del Barça. Es un asiduo a los partidos y entrenamientos de fútbol inclusivo que juegan los equipos del fútbol formativo con la Fundación Itinerarium. El 8 y el 9 de diciembre fue a Madrid con el Benjamín B para disputar el Festival del Fútbol Inclusivo, apadrinado por el exseleccionador Vicente del Bosque. El Barça se enfrentó al Rayo Vallecano, al Logroñés y al Real Madrid.

Força Barça
Força Barça
Cerrar artículo