Retrato de Francesc Miró-Sans

Miró-Sans era el presidente cuando se inauguró el Camp Nou en 1957. | ARCHIVO FCB

Después de la dimisión de Enric Martí se convocaron insólitamente, y aprovechando un vacío legal, elecciones a la presidencia por sufragio universal. Miró-Sans (Barcelona, 1918-1989) derrotó a Amat Casajuana por sólo 311 votos de diferencia y el 23 de diciembre de 1953 se convirtió en el nuevo presidente del FC Barcelona.

En el plano deportivo, el Barça inauguró su palmarés europeo adjudicándose dos Copas de Ferias y en las competiciones estatales conquistó dos Ligas y dos Copas. En el mandato de Miró-Sans destaca especialmente la construcción del Camp Nou, estadio que inauguró el 24 de septiembre de 1957, y que suponía un auténtico salto en la historia del club, un salto que le permitió alcanzar un gran estadio acorde con el notable incremento de la masa social azulgrana.

En 1958, Miró-Sans se convirtió en el primer presidente reelegido en unas elecciones, si bien éstas fueron distintas a las anteriores., pues se designaron por sorteo 200 socios compromisarios que tenían que decidir quién sería el presidente del Club. Francesc Miró-Sans superó claramente al otro candidato, Antoni Palés, consiguiendo el 75% de los votos.

No obstante, algunas de sus decisiones generaron desacuerdos en el seno de la entidad, lo que fue complicando su situación hasta que ésta resultó insostenible. Así, el 28 de febrero de 1961, un año antes de completar su segundo mandato, Miró-Sans presentó la dimisión.