Imagen de las gradas en la final de la Recopa de Europa de Basilea de 1979

Las gradas de Basilea

El equipo celebrando su primera Recopa de Europa después del partido

El equipo celebra su primera Recopa de Europa

El 16 de mayo de 1979, en un partido épico que se resolvió en la prórroga, el Barça se proclama campeón de la Recopa de Europa contra el Fortuna de Düsseldorf (4-3). Este triunfo estuvo acompañado de una impresionante expedición de cerca de 30.000 barcelonistas que pasearon señeras y banderas azulgranas por Europa. El título europeo mereció una celebración sin precedentes por las calles de Barcelona y otras ciudades catalanas. La llegada de los campeones fue apoteósica, con especial atención a Johan Neeskens, que dejaba la entidad, y a Migueli, que había jugado la final con la clavícula rota.