El campo de Les Corts el día de su inauguración. | ARCHIVO FCB

Imagen de la final de Copa disputada en Santander en 1928. | ARCHIVO FCB

Ficha del último partit de la primera Liga, disputada entre 1928 y 1929. | ARCHIVO FCB

Imagen del último partido de la primera Liga, que fue ganada por el Barça. | ARCHIVO FCB

En la década de los años veinte, el fútbol se convierte en un deporte de masas. El FC Barcelona sigue atrayendo una buena parte de la atención futbolística gracias a un equipo de ensueño, formado por figuras como Samitier, Alcántara, Zamora, Sagi, Piera y Sancho, que se convierten en los primeros grandes ídolos del barcelonismo.

Ese mítico equipo hizo crecer la afición y “provocó” en 1922 la construcción del campo de Les Corts, el primer gran estadio de todos los barcelonistas. En 1923 el Club superaba los 10.000 socios.

Los partidos contra el Espanyol de Barcelona, el gran rival de la época, fueron los que crearon más expectación en una afición que idolatraba y seguía a su equipo a todas partes. En el campo de Les Corts el equipo azulgrana vivió unos años llenos de éxitos.

ZAMORA, EL PRIMER GRAN PORTERO CULÉ

"El Divino" dejó una profunda huella por sus intervenciones bajo los palos y es considerado uno de los mejores porteros de la historia del fútbol. Debuta conjuntamente con Samitier, y los dos marcan un punto de inflexión en la historia deportiva del Club. Aunque sólo jugó tres temporadas en el Barça, "el Divi" dejó una profunda huella por sus intervenciones bajo los palos.

LA IRRUPCIÓN DE JOSEP SAMITIER

Considerado uno de los jugadores más emblemáticos de la historia del FC Barcelona y el mejor delantero europeo de su tiempo, Josep Samitier lideró el formidable Barça de la edad de oro en los años veinte. Conocido popularmente como el “hombre langosta” por sus acrobacias, Samitier fue el primer gran ídolo de masas del fútbol catalán. Se convirtió en un fenómeno social y a menudo se le podía ver rodeado de artistas como Carlos Gardel o Maurice Chevalier.

EL CAMPO DE LES CORTS, UN NUEVO ESTADIO

El campo de Les Corts, inaugurado el 20 de mayo de 1922, es el principal escenario del crecimiento del Club y de su primera edad de oro. En ese momento, era uno de los mejores campos de fútbol de Europa. Fue obra de Santiago Mestres y Josep Alemany, y costó oficialmente 991.984,05 pesetas. Tenía una capacidad inicial para acoger a 22.000 espectadores, aunque en sucesivas ampliaciones la triplicó, hasta llegar a 60.000. En el campo de Les Corts, el barcelonismo vivió más de tres décadas de ilusiones y triunfos, pero también algunas frustraciones.

EN 1924, BODAS DE PLATA

El 7 y el 8 de diciembre de 1924, el FC Barcelona celebró sus bodas de plata con la disputa, en el campo de Les Corts, de dos partidos entre el Barça y la Real Unión de Irún. Además, tuvo lugar la carrera atlética “III Challenge Pere Prat”, así como un encuentro de atletismo con representaciones españolas y francesas. En aquella época el Club tenía 12.207 socios.

LA COPA DE 1928, EL TÍTULO MÁS CELEBRADO

De todos los triunfos de la década, el más celebrado fue la Copa de España (Copa del Rey) en 1928. En la final, disputada en Santander, el Barça derrotó a la Real Sociedad (3-1) tras haber empatado los dos primeros partidos. El portero Platko, que acabó la final gravemente lesionado, fue el gran héroe del partido.  Por primera vez, la radio difundió por toda Barcelona el triunfo barcelonista y la prensa publicó ediciones especiales.

LA PRIMERA EDICIÓN DE LA LIGA, AZULGRANA

El club azulgrana fue el primer ganador del campeonato por excelencia del fútbol español con 25 puntos, dos más que el Real Madrid. El 12 de febrero de 1929 dio comienzo una nueva competición, la Liga, que en pocos años se convertiría en el campeonato por excelencia del fútbol español. Duró cuatro meses y medio, y el FC Barcelona fue su primer campeón, con 25 puntos, dos más que el segundo clasificado, el Real Madrid. Manuel Parera tiene el honor de ser el primer goleador azulgrana en la Liga. Sin embargo, ese triunfo no suscitó demasiado entusiasmo, ya que entonces los aficionados al fútbol pensaban que se trataba de un torneo menor.