fcb.portal.reset.password

La OK Liga tiene una última parada: la Coruña. El Barça Lassa visita este sábado (18.00 horas; TVG y Barça TV -en diferido-) el Palacio de Deportes de Riazor con el objetivo de finalizar el curso 2016/17 con un triunfo. Y lo hará también con la intención de dar la vuelta a los últimos registros alcanzados en Riazor, donde no se gana desde la temporada 2011/12. También será el último partido de Ricardo Muñoz como entrenador azulgrana: "Un triunfo sería la mejor despedida; seguramente no es el escenario más fácil para hacerlo pero espero conseguir los tres puntos".

La plantilla ha viajado este viernes hacia la Coruña con la ausencia de Pau Bargalló, operado de una fractura nasal. Su plaza la ocupa el joven del filial Marc Palazón y, de este modo, el de Sant Sadurní no podrá visitar su última casa. Sí lo hará Edu Lamas, que vuelve a Riazor -su lugar de formación- por primera vez con la camiseta azulgrana. Según Ricard Muñoz: "El Liceo viene de hacer un muy buen partido en Vic y en su casa son muy fuertes. Los Liceo-Barça son partidos muy intensos, muy ofensivos y con muchas llegadas".

Tras la victoria (4-6) en la OK Liga 2011/12, los barcelonistas han encadenado cinco empates y una derrota en Riazor. Se consiguió un doble empate (2-2) el curso 2012/13 en la OK Liga y en la Liga Europea, una derrota el curso 2013/14 (5-4), un 3-3 en la OK Liga 2014/15 y, la anterior temporada, un doble empate 4-4 y 2-2 en la OK Liga y en la Liga Europea. Esta temporda, se ganó 2-1 en el Palau y se empató 2-2 en la Copa del Rey (con victoria azulgrana en los penaltis).

Objetivos delante y detrás

Aparte de intentar conseguir una última victoria, el campeón de la OK Liga también se presentará en Riazor con la intención de certificar dos objetivos. El primero, cerrar la competición regular siendo la mejor defensa. Egurrola y Sergi Fernández sólo han encajado 60 goles (uno menos que Càndid Ballart con el Voltregà). El segundo, conseguir que Pablo Álvarez, con 34 tantos, alcance una condición de pichichi que, ahora mismo, es propiedad de Raul Marín. "Estos premios de final de temporada son una alegría enorme y, si lo puedo conseguir, intentaré marcar goles", destaca el argentino.


Volver arriba