fcb.portal.reset.password

Marc Torra, en una acción en el Palau contra el Vilafranca. FOTO: Arxiu FCB

Vuelve el Barça de hockey en el Palau Blaugrana y de nuevo un partido en el que no se puede fallar. Porque se juega en casa, por la presión a la que siempre somete el Liceo, que es segundo en la tabla a sólo tres puntos, y porque el rival que visita el feudo azulgrana está en racha, no conoce la derrota desde hace más de dos meses y ha puntuado en pistas importantes. Por lo tanto, habrá que salir concentrado desde el inicio para conseguir que los tres puntos se queden en el Palau.

El rival

Cuenta con una plantilla que combina experiencia, veteranía, con juventud y atrevimiento. Sus dos máximos goleadores son jugadores consagrados a la categoría como Roger Rocasalbas, que ha sumado 17 goles, y Jordi Galán, que ha hecho 12. Los hombres de Jordi García, que lleva 4 años al frente del equipo, tienen un estilo de juego muy marcado y todos sus jugadores saben qué rol deben ejecutar. Actualmente el Vilafranca es 8º clasificado con 23 puntos.

El Barça

Llega con moral muy alta. Si bien es cierto que aún no ha perdido ningún partido en Liga ni Liga Europea -suma 49 de 51 puntos posibles en la OK Liga-, el hecho de haber salido victorioso del partido en Lisboa contra el Benfica (1-3) el ha reforzado aún más. Sabiendo que cada partido es una final, los de Ricard Muñoz saldrán a por todas y, además, todos los jugadores están disponibles y sin problemas físicos.

Volver arriba