fcb.portal.reset.password
Ricard Muñoz da instrucciones con su pizarra

Ricard Muñoz, en un tiempo muerto en el último partido en el Palau Blaugrana. / FOTO: ARCHIVO-FCB

Con el tramo final de OK Liga encarado, el FC Barcelona afronta este sábado la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones. El rival será el Valongo portugués y el técnico Ricardo Muñoz ha avisado que no será fácil conseguir una victoria a domicilio: "Sabemos donde vamos, nos espera un ambiente muy duro, pero intentaremos conseguir un resultado favorable".

El Valongo se encuentra actualmente en segunda posición de una liga portuguesa muy igualada. Un hecho que a Muñoz no le pasa por alto. "Tiene un gran mérito que un equipo como el Valongo, que al principio no era el favorito para el título de la liga, siga con esta línea que le ha mantenido en lo más alto durante toda la temporada. Le doy un gran valor", ha explicado el entrenador azulgrana, destacando que el próximo adversario "es muy agresivo en su casa" y que "juega por sobre el reglamento, con permisividad arbitral". "Su gran virtud es hacerse fuerte en casa, con jugadores muy jóvenes, muy intensos y que tienen calidad, definición y técnica. Esto es lo que los hace más peligrosos y debemos estar muy concentrados ya que la peligrosidad del rival es importante", ha añadido.

"Tenemos que pensar que es un partido de 100 minutos y si salimos del guión seremos más vulnerables"

La vuelta de esta eliminatoria se jugará el 12 de abril, fecha en la que Muñoz espera sellar el acceso a la Final a Cuatro: " Tenemos que pensar que es un partido de 100 minutos. En la ida debemos conseguir un resultado que nos implique poder clasificarnos después del partido de vuelta".

Pese a la dificultad que implica jugar en una pista portuguesa, la consigna que reciben los jugadores es que hay que hacer "nuestro juego para intentar no caer en las provocaciones". "Si salimos del guión seremos más vulnerables".


Volver arriba