fcb.portal.reset.password
Ricard Muñoz, en un tiempo muerto del último partido en el Palau contra el Reus.

Ricard Muñoz, en un tiempo muerto del último partido en el Palau contra el Reus. / FOTO: GERMÁN PARGA-FCB

Quedan cuatro jornadas para acabar la OK Liga y los deberes ya están hechos. Sin embargo, el FC Barcelona jugará mañana en Calafell "con la misma profesionalidad" y con "la ilusión de jugar un nuevo partido".

Ricard Muñoz ha afirmado: "Esta ha sido una semana atípica porque venimos de dos semanas con mucha presión y dos títulos en juego". Así pues, "el equipo está en un momento de bajada de tensión" porque "los jugadores se lo merecen". "Pero no queremos dejar de ser competitivos", ha añadido.

"Nos encontramos con un Calafell con ganas de puntuar y con un pabellón con muy buen ambiente"

Este año, el Calafell no sufre por la salvación y está en una séptima posición que le permite luchar por las plazas europeas: "La temporada del Calafell es excepcional, de las mejores en muchos años y con muchas opciones de entrar en Europa. Y esto se tiene que alabar".

Muñoz también ha destacado que el Calafell "tiene jugadores muy jóvenes y algún jugador más experimentado". "Nos encontramos con un Calafell con ganas de puntuar y con un pabellón donde espero y deseo que haya un muy buen ambiente de hockey", ha asegurado.

Volver arriba