fcb.portal.reset.password

Barroso y Panadero celebran un gol en el Palau / FOTO: VICTOR SALGADO - FCB

El Barça quiere seguir contando sus partidos en la OK Liga por victorias pero para hacerlo deberá superar a un sólido Monbus Igualada, uno de los equipos que menos goles ha encajado en las cuatro primeras jornadas de la competición. Los de Cesc Monclús son un rival muy exigente, sobre todo en Les Comes, donde han empatado con el Cerceda (3-3) y se han impuesto al ICG Software Lleida (3-0).

La pista igualadina es un escenario históricamente complicado. Es por este motivo que Ricard Muñoz prevé un partido difícil, en el que la concentración será clave. El Barça llega a la cita como líder invicto de la OK Liga, junto con el Reus Deportiu, pero sabe que la de este martes es una prueba de fuego.

Un rival difícil de batir

Los de Cesc Monclús presentan algunas caras nuevas respecto al curso pasado. Jaume Molas, Jassel Oller y Joan Muntané ocupan los puestos de David Cáceres, Marçal Casadevall y Marc Povedano en una plantilla muy joven pero que mantiene su fortaleza defensiva. Bien fundamentado sobre una defensa excelente, es un equipo muy peligroso al contragolpe y en acciones de uno contra uno, sobre todo por parte de Oriol Vives y Sergi Pla. Ton Baliu luce el brazalete de capitán y es el gran referente de este Monbus Igualada.

En el último duelo de la pretemporada, el Barça visitó Les Comes. Los de Ricard Muñoz, todavía sin los internacionales, se llevaron la victoria gracias a los goles de Torra, Álvarez, Alabart, Gabarra y Salvadó (3-5). Fue el colofón perfecto al homenaje a David Cáceres.

Volver arriba