fcb.portal.reset.password
Carles Folguera, sentado en el banquillo del Barça como técnico ayudante de Ricard Muñoz

Carles Folguera / FOTO: VICTOR SALGADO - FCB

Carles Folguera es una de las personas con más vínculos con esta edición de la Copa del Rey. Nacido en Bell-lloc d'Urgell (Lleida), Carles Folguera forma parte del actual cuerpo técnico del primer equipo del Barça. Defendió la portería azulgrana de 1995 a 2003 y se enfrentó en múltiples ocasiones a su hermano Albert, ahora entrenador del ICG Software Lleida, el rival de este viernes en cuartos de final (21.30 horas). "Lleida es uno de los lugares bonitos para acoger un torneo como la Copa. Es mi tierra, sé que lo harán muy bien y que habrá mucha gente en el pabellón. La gente de Lleida es muy acogedora y estoy convencido que será una gran edición de la Copa", afirma Folguera.

El actual técnico ayudante de Ricard Muñoz ganó tres Copas del Rey con la camiseta del Barça, la última, el año 2003 en Vilanova y la Geltrú. "El Barça siempre aspira a ganar todos los títulos pero en la Copa hay que ganar tres partidos en tres días y eso lo complica todo. Estamos motivados, con ilusión y en un buen estado de forma", apunta uno de los grandes porteros de la historia de este deporte.

Prevé unos cuartos de final difíciles

Folguera, que llegó a jugar una temporada en el Lleida Lista Blava (1985 /86), explica que aún no ha hablado con su hermano Albert sobre el duelo de este viernes pero que las dificultades serán máximas: "Nos llamamos de vez en cuando pero no hemos hablado del partido. Él intentará hacer lo mejor para su equipo y procurará complicarnos las cosas para ganarnos. Nosotros tenemos que intentar superarles teniendo presente que son los anfitriones y que están en una línea ascendente. Tendrán el apoyo de su público y serán unos cuartos de final difíciles". Claro que, cuestionado sobre la posibilidad de ganar este título, para Carles Folguera sería muy especial: "Con todo el respeto posible hacia todos los equipos, y siendo consciente de las dificultades, sería un honor y un orgullo ganar la Copa en Lleida, en mi tierra".

Volver arriba