fcb.portal.reset.password

El Palau, contra el Liceo. FOTO: VÍCTOR SALGADO - FCB

Otro Barça - Liceo está muy cerca. Será el cuarto enfrentamiento de la temporada entre catalanes y gallegos. Una nueva ocasión para acercarse al Palau a ver hockey patines de primer nivel, una nueva ocasión para vivir de cerca los nervios y la tensión de un encuentro que podría decidir una liga.

Ganar sí o sí

El Liceo tiene más que ganar que perder. Lleva seis puntos de ventaja al Barça y en caso de ganar en el Palau este próximo lunes a las 21.00 horas, ya tendría el título en el bolsillo.

Los azulgrana, por su parte, saben que tienen que ganar sí o sí para tratar de meter presión a un Liceo al que le restarían dos jornadas con un partido en casa contra el Igualada y el último, en la pista del Lleida Lista Blava. El Barça jugará en el Palau también la jornada 29, ante el Voltregà y terminará en Les Comes ante el Igualada.

El precedente más reciente, favorable

El Barça de Ricard Muñoz juega con el factor mental del último enfrentamiento directo a su favor. El 5-3 que dejó fuera de la Final Four al conjunto gallego hizo mucho daño en Riazor. Los barcelonistas saben cómo superar el conjunto que entrena Carlos Gil, saben cómo hacer daño a Bargalló, Lamas y compañía, pero también les tienen mucho respeto. Son el líder indiscutible de la competición y se han ganado este privilegio a pulso.

El precedentes de los tres partidos anteriores, pero demuestran una gran igualdad. En Riazor, en partido de Liga de la primera vuelta del campeonato, empate (2-2). En Riazor, la ida de los cuartos de final de la Liga Europea, también empate (2-2) y en el Palau, partido de vuelta de los cuartos de final de la Liga Europea (5-3). Por tanto, sí es cierto que el factor Palau puede ser importante, pero la igualdad demostrada en todos los partidos entre ambos conjuntos hace pensar que el guión del encuentro del lunes no variará mucho.


Volver arriba