fcb.portal.reset.password

Ricard Muñoz no conoce la derrota con el Barça / FOTO: Víctor Salgado - FCB

La Ok Liga está en un puño. Sólo un punto de diferencia separa al Coinasa Liceo, el actual líder, el FC Barcelona, segundo clasificado y que, desde que Ricard Muñoz se hizo con las riendas del banquillo azulgrana, no ha parado de recortar diferencias respecto al cuadro gallego.

Se gane o se pierda el campeonato de la regularidad, lo cierto es que hay que hacer una mención especial a la labor del técnico Ricard Muñoz. Con él en el banquillo, los azulgranas no sólo han recortado distancias respecto al Liceo, sino que han mejorado sus prestaciones en cada partido, sobre todo a nivel defensivo.

1.3 goles encajados de diferencia

En los 19 partidos de la OK Liga anteriores a la llegada de Ricard Muñoz, el conjunto barcelonista era un buen equipo a nivel ofensivo, pero en cambio defensivamente encajaba muchos más goles. De hecho, en este número de partidos disputados, el equipo que entonces entrenaba Gaby Cairo encajó 44 goles, es decir, una media de 2.3 por partido en la OK Liga.

En cambio, desde la llegada de Ricard Muñoz, el cambio ha sido sustancial a nivel defensivo. Sergi Fernández y Aitor Egurrola han tenido que recoger una bola para partido del fondo de su portería en los 10 partidos de la OK Liga que ha dirigido desde el banquillo el técnico de Sants.

Ninguna derrota

Ricard Muñoz, además, ya se marcó como objetivo final de cara a lo que restaba de temporada tratar de hacer el trabajo lo mejor posible y no perder ningún punto, esperando los tropiezos del Coinasa Liceo. Y han llegado. El problema es que la diferencia, que había sido de ocho puntos como máximo, ahora sólo es de uno, pero sólo queda una jornada.

La épica todavía es posible, pero hay que ser conscientes de que si se pierde la OK Liga es por errores del pasado y no por el buen trabajo que ha hecho el cuerpo técnico azulgrana desde el pasado 8 de marzo, cuando dirigió el primer partido ante el CP Calafell.


Volver arriba