fcb.portal.reset.password

Un recuerdo histórico: Mia Ordeig, autor del primer gol de la semifinal de la Final Four 2008 jugada en el Palau ante el CP Vic / FOTO: Archivo - FCB

Un Barça-Vic siempre es un buen partido de hockey. Además, esta temporada, los dos equipos están haciendo un buen campeonato y se mantienen con opciones de mejorar. Unos, para conseguir tarde o temprano el liderato -con el permiso de un intratable hasta ahora Liceo- y los demás, por ser terceros o quien sabe, entrar en la lucha por el campeonato. De momento, los de Osona están a sólo cuatro puntos de un FC Barcelona que se mantiene a tres del Liceo de La Coruña.

El CP Vic es uno de los rivales históricamente más incómodos del FC Barcelona. Sin embargo, cabe decir que en los duelos disputados en el Palau, el rendimiento de los vicenses ha sido sensiblemente inferior. En las últimas cinco temporadas se han visto las caras en nueve ocasiones. En siete de ellas, los triunfos han caído del lado azulgrana, incluida la primera semifinal de la Final Four disputada en el Palau Blaugrana la temporada 2007/08, cuando los azulgrana se impusieron por 2-1 con goles de Ordeig y Carlitos López. Los dos triunfos del CP Vic se remontan a la temporada 2008/09, (2-3) en la fase de grupos de la Liga Europea y un claro 0-4 en la vuelta de la Supercopa de España de la temporada 2010/11.

Cómo llega el FC Barcelona

Gaby Cairo espera que sus hombres cambien el chip. Tras el inesperado tropiezo ante un defensivo Igualada, los barcelonistas quieren volver a la senda del buen juego y las goleadas. Una de las claves de esta mejora sensible en el juego del FC Barcelona es el equilibrio que ha sabido encontrar el cuerpo técnico barcelonista con la presencia de hombres como Marc Gual o Mia Ordeig. Esto, y el hecho de que la gente de arriba está enchufada -exceptuando el partido de Liga Europa-, puede ser uno de los factores a tener en cuenta del partido.

El rival

Esta temporada, el equipo que vuelve a entrenar Ferran Pujalte, tiene el sello inconfundible del ex técnico azulgrana, que siempre hace buena la premisa de que una buena defensa es el mejor ataque. El joven Carles Grau es el portero menos goleado de la categoría -8 goles sólo- y mantiene la columna vertebral con una mezcla de veteranos y jóvenes. Ha vuelto, después de su etapa en el Vendrell, Cristian Rodríguez, y ha llegado Roger Rocasalbas -curiosamente trabajador del FC Barcelona-. Eso sí, han perdido la improvisación del anárquico Lucas Ordóñez.

Volver arriba