fcb.portal.reset.password

Marc Gual en una acción del partido contra el Vilanova en el Palau / FOTO: Archivo - FCB

Este pasado fin de semana, el FC Barcelona volvió a mostrar su mejor cara. Lo hizo con un triunfo contundente y sin contemplaciones ante un Voltregà que está haciendo la mejor temporada de los últimos años y que incluso soñaba con la posibilidad de estar presente en la Copa del Rey que se disputará en Oviedo.

Tres referencias previas

Antes de este gran partido en San Hipòlit (2-8), los azulgrana ya habían mostrado su mejor versión en otros enfrentamientos de la OK Liga. A finales de octubre, el equipo hizo un partidazo en Calafell, imponiéndose por un claro 1-7. En la siguiente jornada barrió literalmente de la pista un Vilanova que dista mucho del equipo que ahora mismo está dando guerra de la buena en todas las pistas (10-0) y, finalmente, en la jornada 7, los azulgrana se impusieron con solvencia al Shum Maçanet a domicilio (2-7).

Aquellos tres partidos, en los que el equipo mostró un nivel excelso, no fueron flor de un día y el equipo sigue creciendo día tras día. Si bien es cierto, y así lo ha admitido el propio entrenador, que ha habido enfrentamientos en los que ha habido fases irregulares dentro de un mismo encuentro, partidos más flojos e incluso algún empate inesperado, lo cierto es que el FC Barcelona sigue segundo a sólo dos puntos de un Liceo que en algún momento bajará sus prestaciones.

Candelária, el viernes a las 20.45 horas

El FC Barcelona vuelve a jugar, en este caso partido de Liga Europea, este viernes a las 20.45 horas, un horario atípico, pero que no debe impedir que los buenos aficionados al hockey acerquen hasta el Palau Blaugrana. Los portugueses son un equipo complicado y necesita el apoyo de la afición para seguir teniendo opciones de acabar primeros del grupo A y encarar la eliminatoria de cuartos de final con ventaja de campo.


Volver arriba