Mia Ordeig celebrando un gol durante un partido / FOTO: ARCHIVO - FCB

Mia Ordeig celebrando un gol esta temporada / FOTO: ARCHIVO - FCB

Mia Ordeig se va, y lo hace por la puerta grande. El jugador de Vic pone punto y final a su etapa como azulgrana. Ha durado siete temporadas, que han sido gloriosas para él y para una sección profesional que ha hecho de su palmarés la envidia de medio mundo.

En Barcelona, como en casa

Todo comenzó la temporada 2006/07 cuando Mia Ordeig llegaba al Palau Blaugrana procedente del Club Patí Vic, después de convertirse en uno de los jugadores más relevantes del club de Osona.
"Cuando era juvenil no me hubiera imaginado jugar aquí, y menos siete temporadas" valoraba Ordeig en su última entrevista en BarçaTV. "Y menos, los éxitos conseguidos", añadió.

Entre los títulos más destacados encontramos cinco OK Ligas (2006/07, 2007/08, 2008/09, 2009/10 y 2011/12), tres Ligas Europeas (2007, 2008 y 2010) y tres Copas del Rey (2007, 2011 y 2012). Con la selección española, el '7 'azulgrana ha ganado también cuatro Mundiales y cuatro Europeos.

Siete temporadas después, Mia Ordeig se marcha "muy satisfecho" de haberlo hecho el máximo de bien que ha podido, pero, sobre todo, "de haber dejado algo aquí y haber ayudado al equipo".

Un defensa polivalente

Eficaz en defensa, efectivo en ataque. El zurdo ha garantizado solidez en el último cuarto de la pista y ha demostrado que no le tiembla el pulso a la hora de subir al ataque. Ordeig ha sido uno de los pilares del FC Barcelona de hockey patines y siempre ha sido clave en los esquemas de la defensa azulgrana, una tarea normalmente no muy reconocida.

Una huella de referencia

"Siempre te quedas más con los fracasos que con las victorias, pero el objetivo global de venir aquí se ha cumplido con creces", recordaba el defensa osonenc, aunque reconoce que la mejor noticia que ha recibido en esta etapa ha sido la de haber sido padre.

En el último partido que disputó en el Palau Blaugrana, Mia Ordeig se despidió de la afición anotando un hat-trick en la victoria contra el Club Patí Voltregà (7-1). Al final del encuentro creyó oportuno sacar la Humbert, su hijo, en el centro de la pista. "Dentro de un tiempo quiero explicárselo y que esto pueda ser una referencia para él. A partir de aquí, que lo utilice como crea conveniente, como yo he hecho con la referencia de mi padre".