fcb.portal.reset.password

Se lo han jugado todo desde la línea de seis metros. Y la moneda ha salido cruz. Marc Carmona no se ha podido despedir del banquillo del FC Barcelona Lassa de fútbol sala con el título de la International Futsal Cup, porque ha caído en la tanda de penaltis de las semifinales contra el Magnus Futsal. Un par de errores en el tiempo reglamentario, un disparo potente sobre la bocina de Simi que se ha colado por la escuadra y el error de Ferrao en el lanzamiento del penalti -y el acierto de Rodrigo, Simi y Falcao- han puesto el punto y final a la aventura. Un final cruel para los azulgrana, que se han mostrado más completos y han sido mejores en esta semifinal.

Uno de los mayores ejemplos, los números durante la primera parte de disparos entre los tres palos del FC Barcelona y el Magnus Futsal: 12 para los azulgrana y 3 para los brasileños. Sin embargo, el resultado al descanso ha sido el mismo: 1-1 y todo por decidir en la reanudación. Porque los de Marc Carmona, aunque se han acercado más al área, han tenido la mala suerte en contra en la acción del primer gol del Magnus, en un disparo de falta de Falcao que ha desviado Dyego con la pierna (0-1, 10').

Con el marcador en contra, los azulgrana han remado para lograr el empate antes del descanso. Y lo han conseguido, aunque el portero Tiago no lo ha puesto fácil. Ha sido Lozano, en el segundo doble penalti del que ha dispuesto, el que ha conseguido igualar el electrónico con un disparo colocado (1-1, 19').

Un 1-1 que se podría haber transformado en un 2-1 a falta de 24 segundos para el descanso, tras una jugada individual de Dyego que ha desviado, de nuevo, Tiago. Pero cuando perdonas, lo pagas. Y eso es lo que le ha pasado al FC Barcelona Lassa en la reanudación, en un error de cobertura en que Simi se ha hecho con el esférico y, ante Sedano, ha vuelto a adelantar a los de Fernando Coelho (1-2 , 22'). Afortunadamente, los de Carmona han podido mitigarlo otra vez, aprovechando las dificultades del Magnus Futsal para subir la línea defensiva. Así pues, Marc Tolrà, que antes había creado una ocasión de peligro que Wilde ha estrellado contra la base del poste (28'), ha cazado un rechace, tras un disparo de Ferrao, y ha conseguido poner el 2-2 (29').

Tiago se hace grande

En el tramo final, el FC Barcelona ha sido mejor, con un ritmo alto y la posesión del esférico. Dyego ha probado un disparo raso (31'), Lozano ha estado a punto de encontrar a Wilde en un centro peligroso que ha desviado Simi (34'), Aicardo ha hecho intervenir al portero de forma milagrosa en un lanzamiento de falta directa (35') y Ferrao, en un córner y a bocajarro, ha estado a punto de hacer el 3-2 (35'). No ha acabado aquí el acecho, porque de nuevo Tiago ha salvado el gol azulgrana en una doble ocasión de Aicardo y Ferrao (36'). A pesar de todo, también los de Coelho han estado a punto de decantar la balanza hacia su lado, pero Sedano ha aparecido para desviar un disparo de Neguinho (37').

Duro golpe sobre la bocina, resultado inamovible...

El premio a la insistencia ha llegado, aunque no ha sido definitivo. Ha sido en una jugada rápida y al primer toque entre Tolrà, Lin y Lozano, que este último ha definido perfectamente para conseguir hacer lo que el Barça hacía minutos que intentaba: adelantarse (2-3, 38'). El acierto, sin embargo, ha vuelto a estar del lado brasileño en el tramo final, ya que el Magnus ha aprovechado que Wilde ha fallado el 4-2 para, sobre la bocina y de forma cruel, forzar la prórroga, con un disparo potente de Simi que se ha colado por la escuadra (3-3, 40'). Un resultado que, después de los seis minutos de la prórroga, en los que ambos conjuntos han tenido oportunidades para cerrar aquí la semifinal, se ha mantenido.

... Y penaltis

Aquí ha sido donde el Barça no ha podido lograr el acceso a la final del International Futsal Cup. Rodrigo ha transformado el primero para el Magnus, mientras que Lozano ha hecho lo mismo con el del Barça. Simi ha puesto el 2-1, pero Ferrao ha fallado su lanzamiento. Falcao ha decidido, finalmente, que el equipo que dispute el título sea el brasileño.

Volver arriba