fcb.portal.reset.password
El Barça Lassa tiene ganas de jugar otra vez en el Palau

El Barça Lassa tiene ganas de jugar otra vez en el Palau / Foto: VÍCTOR SALGADO

El Barça Lassa de fútbol sala debutará ante su afición viernes a partir de las 21 h (Barça TV y Esport3) contra el Jumilla Bodegas Carchelo y antes de empezar el entrenamiento, el entrenador Marc Carmona y el portero Cristian han hablado con los medios informativos en la Ciudad Deportiva.

Jugar en el Palau es siempre mejor

"Siempre nos gusta jugar en casa, encontrarnos con nuestra afición, con los Dragones. Todos nos sentimos mejor y más seguros cuando jugamos en casa, y tenemos ganas de afrontar este primer partido en el Palau", declaró el preparador barcelonista. En la misma línea, el portero madrileño ha afirmado: "Necesitamos jugar en el Palau, notar el calor de nuestro público, y que nos den su apoyo siempre es positivo. Creo que el partido llega en buen momento, ya que necesitamos jugar en casa".

Equipo peligroso

A pesar de no estar entre los favoritos a ganar el título los murcianos son un equipo peligroso, tal como ha destacado Carmona: "El Jumilla es un equipo que tiene jugadores jóvenes, que no conocemos mucho, pero que ganó en Palma una semana antes empezar la Liga, y empató con ElPozo a falta de 6 segundos en un partido muy abierto que pudo ganar cualquiera de los dos equipos ". Es por eso que el técnico quiere evitar las confianzas y ha concienciado a sus jugadores de la dificultad del encuentro del viernes en el Palau: "Nos hemos encargado de transmitir a la plantilla que el Jumilla tiene jugadores que individualmente son muy buenos y tienen mucho talento . Si no tenemos orden y rigor táctico, nos pondrán problemas". Cristian también cree que Jumilla "tiene un juego bastante anárquico, se basa en los unos contra y tienen gente de calidad". "Son jugadores jóvenes, poco conocidos, pero hemos visto vídeos y juegan muy bien", añadió.

Cristian, contento a medias

El portero culé tuvo una actuación muy meritoria en Zaragoza con diferentes paradas que no permitieron a los aragoneses marcar más goles. "En lo personal me fui contento, pero con un sabor agridulce: feliz por las intervenciones que hice, pero recibí cinco goles". Es por ello que Carmona ha pedido olvidar el primer partido de Liga de la semana pasada: "Zaragoza es el pasado, siempre estamos centrados en el presente y en el futuro inmediato".

Volver arriba