fcb.portal.reset.password
Saad ha mirado películas

Saad ha escogido ver películas / Foto: FCB

La

Otros han elegido las cartas para pasar el tiempo / Foto: FCB

Aicardo y Pacheco han escogido el parchís

El parchís ha sido uno de los pasatiempos escogidos / Foto: FCB

Después de casi 24 horas de viaje, el Barça de fútbol sala ya ha llegado a Yakarta (Indonesia), donde los azulgranas jugarán un torneo con tres equipos en los próximos días y, además, harán unos clínicos para entrenadores y jugadores locales.

Un viaje largo

El viaje comenzó el martes en el aeropuerto de Barcelona, donde la expedición culé cogió un vuelo en dirección a París. Después de dos horas, el equipo aterrizó en la capital francesa, donde tuvo que esperar una hora y media antes de coger el siguiente vuelo hasta Singapur. El viaje duró 12,5 horas hasta Malasia y, al llegar, tuvieron que salir del avión, que tenía que llenar el depósito, para hacer el último tramo del viaje hasta Yakarta, que ha durado unos 90 minutos.

Los pasatiempos de los culés

Durante el trayecto más largo, entre París y Singapur, los jugadores han hecho un poco de todo. Mientras que algunos han aprovechado para dormir prácticamente desde el principio del viaje, otros han jugado a cartas hasta que las azafatas les han dicho que tenían que descansar porque apagarían las luces de la cabina. Otros, sin embargo, han jugado al parchís, y el resto han preferido mirar alguna película que ofrecía el avión o bien que llevaban ya desde casa. Los jugadores han tratado de descansar lo máximo posible.

Buen recibimiento

A la llegada al aeropuerto de Yakarta una cincuentena de aficionados culés han recibido al equipo con cánticos azulgrana. El Barça se ha trasladado al hotel, donde se ha podido cambiar y ducharse antes de la cena. Nada más terminar, el equipo ha ido a descansar, ya que el jueves les espera una intensa jornada con dos entrenamientos, uno de los cuales, a puerta abierta para los aficionados, la rueda de prensa oficial y, además, unas entrevistas exclusivas.


Volver arriba