Jordi Torras levanta la copa de campeón de la Supercopa / FOTO: VICTOR SALGADO

Los jugadores del Barça celebran el título / FOTO: VICTOR SALGADO

El 10 de septiembre del 2013 en el Palau Blaugrana, el Barça Alusport se llevaba la única copa que se le resistía, en la final de la Supercopa de España contra ElPozo de Murcia. Así, levantaron el título de campeón, gracias a la victoria de la ida (0-1), ya que la vuelta fue una exhibición de los dos equipos que terminó con empate a 5.

Ventaja en la Supercopa (0-1)

Los hombres de Marc Carmona se imponían en el Palacio de Deportes de Murcia en la ida de la Supercopa de España, tras superar por la mínima a ElPozo. Los dos equipos salieron a la pista conscientes de que había mucho en juego. A medida que transcurrían los minutos, las ocasiones de gol se iban multiplicando. Los dos equipos comenzaban a dar señales de cansancio y el ritmo de juego iba bajando. El gol que permitía a los azulgranas la victoria como visitantes no llegó hasta el segundo tiempo. El gol de Fernandao en el minuto 31 daba ventaja y ya se veía en el horizonte la Supercopa de España.

Exhibición y sufrimiento para la primera Supercopa

La vuelta en el Palau Blaugrana no fue nada sencilla a pesar del gol de ventaja con el que llegaban de la ida. El Barça de Carmona fue una apisonadora en el primer tiempo, con cinco goles de los azulgranas en los primeros 20 minutos de partido. Al descanso se llegó con un 5 a 2. Pero los murcianos aún no habían dicho la última palabra y no se dieron por vencidos. Los de Duda recortaron distancias y en el último minuto marcaban el empate a cinco. Emoción y nervios hasta el final, pero la Supercopa se quedó en casa, la primera conseguida por la sección.