fcb.portal.reset.password

Dos hombres experimentados y sacrificados. Dos jugadores nacidos a miles de kilómetros de distancia se han unido en Barcelona para convertirse en una de las mejores parejas defensivas del balonmano mundial. Ellos son Viran Morros y Cedric Sorhaindo, dos hombres fundamentales en la muralla defensiva del Barça Lassa y que se han encontrado, en un reportaje de Barça TV, en la antigua muralla romana de Barcelona.

"Cuando defiendes bien, el equipo tiene más seguridad en ataque, está más tranquilo y dispone de goles fáciles al contraataque". Esta es la base que define Viran Morros de un aspecto del juego básico en una competición como la Champions. Su compañero en la línea de seis metros que protege la portería, Cedric Sorhaindo, pronuncia dos palabras clave en este sentido: confianza y complicidad. Y es que el catalán y el francés hace muchos años que comparten vestuario y misión: ayudar al equipo a recibir el mínimo de goles posibles.

Los datos de la eficiencia

La eficiencia defensiva de los azulgranas ha sido una de las claves del acceso del equipo, por sexta vez en ocho ediciones, a la VELUX EHF Final4 de Colonia. Dentro del llamado grupo de la muerte de la primera fase de la Champions, los azulgranas fueron la mejor defensa con 354 goles recibidos en 14 partidos disputados. Sólo le superó el Pick Szeged, del grupo B, con 350.

Una vez en los cuartos de final, los azulgrana, de nuevo, demostraron la solidez defensiva dejando al THW Kiel en sólo 18 goles en el partido de vuelta en el Palau Blaugrana, siendo la mejor defensa de la temporada 2016/17 en la Champions, en esta fase que daba el billete para Colonia.

Volver arriba