fcb.portal.reset.password

Tiene 22 años, pero Lasse Andersson se muestra convencido de que llega a Barcelona en un buen momento: "Es un sueño fichar por el Barça. Mi objetivo siempre es aprender y estoy seguro de que es el mejor lugar donde puedo estar". Así de contundente se ha mostrado en su primera rueda de prensa como nuevo jugador del FC Barcelona Lassa de balonmano, donde ha asegurado sentirse "muy feliz y orgulloso por esta gran oportunidad".

El objetivo: aprender, jugar bien, guardar buenos recuerdos de esta experiencia y, por encima de todo, convertirse "en un mejor jugador". Y es que, a pesar de su juventud, Lasse Andersson aterriza en Barcelona con la idea de "no sólo ser jugador de futuro, sino también de presente".

Una opinión que también comparte el que será su entrenador, Xavi Pascual, presente en la rueda de prensa junto con el directivo responsable de la sección, Joan Bladé. Para Pascual, el fichaje de Andersson se explica por su capacidad de alternar diferentes posiciones, tanto ofensivas como defensivas. Además, ha valorado sus principales características: "Nos puede aportar un lanzamiento importante y no sólo podrá jugar de lateral izquierdo. Además, aunque defensivamente se puede encontrar más cómodo como 2, será un jugador más para la rotación en primera línea, y básico para el juego rápido que queremos establecer".

Además, el técnico ha querido alabar sus ganas para empezar a trabajar: "Tenía permiso para llegar el lunes, pero ya lo tenemos aquí. Esto demuestra que no nos hemos equivocado con él. Si tiene siempre esas ganas, el gran beneficiado al final será el equipo".

Una pieza del plan de rejuvenecimiento de la plantilla

Lasse Andersson firma para las próximas cuatro temporadas. Con 22 años, ya ha jugado competiciones internacionales, ha hecho grandes cosas con su ex equipo y ha formado parte de la selección que recientemente ha ganado el oro olímpico en Río 2016. Así pues, llega como uno de los jugadores con más proyección de Europa. Así lo han destacado tanto Joan Bladé como Xavi Pascual, que, además, han coincidido en señalar la importancia de la idea de rejuvenecer la sección.

"Los equipos nunca son eternos. Los jugadores que había y que todavía hay nos han dado mucho, pero el cambio generacional es evidente. Ahora está claro que necesitamos tiempo para adaptarnos a tantos cambios, pero lucharemos por todo. Porque no dejamos de ser el Barça y queremos ganar. El nivel de exigencia será el mismo", ha comentado un Xavi Pascual satisfecho con su nuevo equipo. "El grupo queda bastante equilibrado. Sí que es verdad que hay gente muy joven y que ahora tendremos que trabajar mucho, pero es una decisión muy meditada. Cada vez hay más nivel y se tenía que hacer", ha sentenciado.

Volver arriba