fcb.portal.reset.password

Jicha, en una acción del partido contra el Kiel | Sascha Klhan

No se ha conseguido una victoria en el Sparkassen Arena, pero los dos goles de diferencia de la derrota del FC Barcelona Lassa de balonmano contra el Kiel hacen que la eliminatoria aún esté abierta (28-26). Los de Xavi Pascual llevan hacia Barcelona un resultado que el Palau ha de dar la vuelta, en el último partido europeo del curso, si el equipo quiere estar en la Final Four de Colonia. Esta vez, sin embargo, no será necesario que la remontada sea épica.

Porque aunque el Kiel ha llevado la iniciativa en este partido de ida de los cuartos de final de la Champions League, el Barça no se ha encogido y se ha mantenido prácticamente todo el duelo muy cerca en el electrónico. En una lucha de gigantes, Marko Vujin, con 10 goles, ha sido el principal dolor de cabeza de un Barça que ha sabido reaccionar en momentos de cierta duda.

Como por ejemplo el que se ha vivido durante el primer periodo, en que la solidez defensiva de los locales ha impedido el avance de los de Xavi Pascual. Porque con el 5-4 (min 11) han aprovechado una exclusión de Viran Morros para ampliar unas distancias (7-4) que se han hecho más grandes tras el tercer tanto de Ekberg (9-4, min 17).

Poco a poco, sin embargo, el Barça ha conseguido reaccionar y ha vuelto a ajustar el marcador con una gran intensidad en la presión. También gracias a la efectividad del ex del Kiel Filip Jícha, con 4 goles en la primera mitad, que han sido clave para empatar el duelo (15-15, min 28) y poder iniciar la segunda mitad a sólo un gol por debajo (16-15, min 30).

El Kiel vuelve a abrir brecha

Tras el paso por vestuarios, y en unos minutos en los que las defensas se han impuesto al ataque, la efectividad alemana ha sido más alta y el equilibrio en el electrónico se ha roto. Así pues, el segundo momento de mayor dificultad ha llegado con el +4 que ha puesto Vujin (23-19), en un penalti transformado ante un Gonzalo Pérez de Vargas que ha vuelto a jugar 10 días después de ser operado del dedo de la mano.

Una diferencia mínima

No ha podido hacer nada en esta acción, pero sí que ha parado un lanzamiento de 7 metros con el 25-22, en pleno período de recorte de distancias del Barça, que ha permitido a Entrerríos y Valero poner el 26-24 (min 23 ). La jugada del central asturiano, además, ha significado la expulsión de Toft Hansen, que no ha podido jugar más.

Dos goles que ya se han mantenido hasta el final y que, aunque Jallouz ha podido reducir aún más las diferencias, el 28-26 final permite afrontar la vuelta de estos cuartos con todo por decidir. El Palau, que ya espera la eliminatoria, dictará sentencia una vez más. 

LA FICHA

THW Kiel, 28
FC Barcelona Lassa, 26

Kiel:
Landin, Ekberg (6), Vujin (10), Bilyk (2), Wiencek (4), Dissinger (-), Dahmke (2) –siete inicial- Toft Hansen (-), Weinhold (3), Brozovic (-), Nilsson (1), Lackovic (-), Santos (-).

Barça Lassa: Ristovski (Pérez de Vargas), Víctor Tomás (2), Sorhaindo (2), Rivera (3), Mem (1), Viran Morros (-), Jicha (4) - siete inicial- Entrerríos (4), N'Guessan (1), Syprzak (3), Jallouz (3), Lazarov (2), Saubich (1) i Noddesbo (-).

Árbitros: Zigmars Sondos, Licis Renars (LAT). Exclusiones de dos minutos: Viran Morros (2), Wiencek, Víctor Tomás, Dika Mem, Wiencek, Brozovic. Han expulsado con roja a Toft Hansen.

Parciales: 3-2, 5-3, 7-4, 10-7, 12-11, 16-15 (descanso). 18-16, 21-18, 22-19, 25-22, 27-24, 28-26 (final).


Volver arriba