fcb.portal.reset.password

Talant Dujshebaev, atendiendo a los medios / GERMÁN PARGA-FCB

Durante todos estos días se ha escrito y hablado mucho de las posibles variantes tácticas que puede tener preparadas Talant Dujshebaev, técnico del Kielce, para sorprender al FC Barcelona en la primera semifinal de la Final a Cuatro. Cuando se le pregunta, el ex entrenador de Ciudad Real y Atlético de Madrid sonríe. Y añade: "Es difícil preparar sorpresas si hasta el jueves hemos estado luchando por el play-off de Liga. Empezamos a preparar el partido el sábado. Lo que intentaremos hacer es tapar nuestros puntos débiles y lucir los fuertes". No da más pistas.

Más allá de los favoritismos, Dujshebaev afirma que su equipo está preparado para plantar cara y ganar: "Estamos preparados para luchar y dar guerra. Preveo un partido con igualdad. Tendremos que tener un día redondo para ganar".

El técnico, que no dirigía al Kielce cuando se enfrentó al Barça en la semifinal de 2013, sí recuerda la final del 2011, cuando se sentaba en el banquillo del Ciudad Real en la final de la Liga de Campeones. La última, precisamente, que ha levantado el Barça. "En 2011 estábamos muy bien. Creo que hicimos un gran partido, pero ese día Saric lo paró todo y nuestro trabajo no sirvió de nada", reconocía.

Una de las piezas clave de este Kielce es Julen Aguinagalde, quien ha compartido equipo con Dujshebaev en cinco y medio de sus últimos seis años. "Hace falta tiempo para asimilar los equipos de Dujshebaev. El año pasado quizás no tanto, pero ahora sí tenemos claro cómo ejecutar lo que quiere de nosotros", afirma el pívot.

Para él, la etiqueta de favorito que pueda tener el FC Barcelona no significa nada: "Sabemos que el Barça está más que preparado. Perdió contra el Flensburg hace un año y ya no se fía de nadie. A estas alturas la gente ya sabe que todos optamos al título".

Uros Zorman, otro ex de Ciudad Real que ahora milita en el Kielce, resume así sus sensaciones: "Por historia el Barça puede ser favorito, pero hay que demostrarlo en la pista". El Kielce, en definitiva, cree en sus posibilidades.

Volver arriba