fcb.portal.reset.password
Cedric Sorhaindo, en uno de los partidos de la Superglobe 2013 / FOTO:ARCHIVO-IHF-S.Pillaud

Cedric Sorhaindo, en uno de los partidos de la Superglobe 2013 / FOTO:ARCHIVO-IHF-S.Pillaud

El próximo sábado el balonmano azulgrana volará hacia Doha (Qatar) para disputar la Super Globe 2014 Los azulgranas son los vigentes campeones de la competición y ahora es momento de hacer la vista atrás para ver cómo vivieron los hombres de Pascual su primera experiencia, hace un año, en el Campeonato del Mundo de Clubes.

Descubriendo el Mundial de Clubes

El Barça de balonmano llegó a la Super Globe, por primera vez en su historia, en calidad de subcampeones de Europa y debido a la desaparición del BM Atlético de Madrid, campeón de la Super Globe 2012.

El debut azulgrana en esta nueva competición fue el 25 de agosto de 2013 ante el Al-Rayan de Qatar y los azulgranas ganaron por 38 a 25.

En la segunda jornada superaron el Taubaté de Brasil por 32 a 18 y 34 a 27 ante el Etoile Sportive du Sahel tunecino dio a los hombres de Pascual el primer puesto del grupo.

Camino del título

En las semifinales se enfrentaron al equipo catarí de El Jaish. Los locales habían finalizado en segundo lugar del otro grupo, sólo detrás del que entonces era campeón de Europa, el HSV Hamburgo.

Los azulgranas salieron a la pista bastante concentrados y el 12 a 6, favorable a los de Pascual, en el minuto 15 de la primera parte, marcó la tónica de un partido que los azulgranas se llevaron por 40 a 31.

La Super Globe viaja a Barcelona

La final de la Super Globe era la repetición de la final de la Champions europea de la temporada 2012/13. El Barça y el Hamburgo se encontraron en Doha para decidir el título mundial, ya que el Europeo había caído del lado alemán por 29 a 30, en Colonia.

El partido tuvo la emoción y la competición de una gran final mundial. Catalanes y alemanes tuvieron un primer tiempo igualado y dos goles favorables a los barcelonistas, 13 a 15, reflejaban el mejor acierto azulgrana al descanso.

Los alemanes presionaron al inicio del segundo periodo, pero el experimentado equipo de Xavi Pascual mantuvo la calma sobre la pista y con un juego directo, basado en una defensa compacta, hicieron que, con un triunfo final de 25 a 27, el título del Campeonato del Mundo de Clubes viajara a Barcelona por primera vez.


Volver arriba