fcb.portal.reset.password

Los jugadores saludan a la afición del Barça tras el partido / GERMÁN PARGA-FCB

El FC Barcelona jugará la gran final de la Liga de Campeones en Colonia. Se ha ganado un lugar en ella gracias a la victoria contra el Kielce en una semifinal que ha parecido siempre controlada por los culés -sólo han ido por detrás con el 0-1 inicial- pero que no se ha acabado de decidir hasta el cuarto de hora final, cuando Karabatic y Saric han decantado la balanza a favor de los de Xavi Pascual. El Veszprem de los ex azulgrana Nagy y Ugalde será el rival en la final del domingo.

El Kielce, siempre a remolque

La semifinal ha arrancado con gol y aparente lesión de Julen Aginagalde, uno de los referentes del Kielce. El pívot de los polacos ha seguido unos minutos más en pista, pero cojeando. Karabatic, Entrerríos y Lazarov, que ha anotado su gol número 100 en la competición de este año, han sido los encargados de dar la vuelta al marcador a favor de un FC Barcelona que no ha vuelto a ir a remolque en todo el encuentro.

El Kielce ha empatado el partido (4-4) en los dos minutos en los que los culés han sufrido la primera de las dos exclusiones que sufriría Karabatic antes del descanso. La reacción azulgrana ha sido letal: un 4-0 de parcial -en superioridad numérica- han obligado al Kielce a pedir un tiempo muerto de forma urgente. La intensidad defensiva y una serie de paradas espectaculares de Gonzalo Pérez de Vargas, una de ellas con la cara, han sido decisivas para que el Barça siguiera por delante. Sólo la insistencia de Bielecki y de un retornado Aginagalde han impedido que la diferencia al descanso fuera mayor (16-14). Estaba todo por decidir en el Lanxess Arena.

Aparece Saric

El FC Barcelona ha arrancado con un buen tono en el segundo tiempo. La defensa ha vuelto a frustrar a un Kielce que ha estado los cinco primeros minutos sin ver puerta, lo que han aprovechado los culés para lograr su máxima ventaja (19-14). La final comenzaba a estar cerca cuando un parcial nefasto de 0-4 en poco más de un minuto volvía a meter al Kielce de lleno en el partido. Por unos instantes, el recuerdo de 2014  ha sobrevolado el Lanxess Arena. Esta vez, sin embargo, el FC Barcelona ha seguido siempre por delante el marcador.

El partido se había convertido en un intercambio de golpes: 25-25, 26-25, 26-26, 27-26. Saric ha sido el hombre que ha decidido poner punto y final al 'thriller' que se estaba viviendo en Colonia. Una parada tras otra del portero culé han permitido al Barça vivir unos últimos cinco minutos de partido tranquilos. Un puesto en la final estaba en el saco. La novena está a sesenta minutos.

LA FICHA

FC Barcelona, 33
Vive Tauron Kielce, 28

FC Barcelona: Pérez de Vargas, Sigurdsson (5), Tomàs (3), Sorhaindo (2), Lazarov (7), Karabatic (8), Entrerríos (2) (set inicial), Sarmiento (2), Rutenka, Viran, Noddesbo (4), Gurbindo, Saric

Vive Tauron Kielce: Sego, Strlek, Tkaczyk (2), Chrapkowski (1), Musa (1), Buntic (2), Cupic (3) (set inicial), Szmal (ps), Aguinagalde (3), Bielecki (7, 2p), Jurecki (1), Zorman, Reichmann (2), Lijewski (2), Jachlewski (1) y Rosinski (1)

Parciales cada cinco minutos: 2-1, 4-3, 8-5, 10-6, 13-11, 18-16 (descanso), 19-14, 22-21, 26-25, 28-26, 31-27, 33-28 (final)

Árbitros: Stolarovs y Licis


Volver arriba