fcb.portal.reset.password
Toni Rubiella trabajando en el analisis del rival. / FOTO:FCB

Toni Rubiella trabajando en el analisis del rival. / FOTO:FCB

Para trabajar el vídeo final del rival que los entrenadores muestran a sus jugadores, en competiciones como Liga y Champions los técnicos del balonmano azulgrana disponen de días y fuerza material videográfico. En la Super Globe es diferente: cinco partidos en una semana obligan a trabajar en tiempo récord para presentar los rivales a los jugadores.

Primer paso, recogida y edición

Los técnicos del balonmano azulgrana reciben las imágenes del partido del próximo rival una vez han finalizado su enfrentamiento, y en la Super Globe es siempre al atardecer del día anterior a jugar contra el equipo solicitado. Para ver las últimas acciones del futuro rival, la noche es tiempo para trabajar.

El primer entrenador a trabajar con las imágenes es Toni Rubiella. Rubiella hace la captura del vídeo, corta los fragmentos y los clasifica en tres apartados: ataque rival, defensa rival y lanzamientos a portería.

Segundo paso, el scouting

Las imágenes preparadas por Rubiella pasan por las manos de otro técnico, en este caso Oliver Roy. Roy distingue, dentro de los bloques preparados por su compañero en el banquillo, las acciones más significativas.

Un vídeo con los rasgos más destacados del ataque, la defensa y los lanzamientos del rival pasará a Xavi Pascual, que dará el toque final al estudio del rival.

Puesta en escena

Xavi Pascual recibe las imágenes trabajadas por Rubiella y Roy, y su tarea consiste en estudiar las acciones del juego y realizar el montaje final del más importante para el equipo.

Pascual da este formato final de lo que los jugadores verán a la sesión de preparación del partido y las diversas metodologías para superar al rival.

Volver arriba