fcb.portal.reset.password

El FC Barcelona quiere ganar la novena Champions / GERMÁN PARGA-FCB

El domingo a las 18 horas el balonmano azulgrana vivirá su partido número 300 en la Copa de Europa de balonmano, pero no es un partido cualquiera. Es la final de la VELUX EHF Champions League, duelo en el que los azulgranas buscarán la novena Champions de su palmarés. El rival será el Veszprem, que superó al Kiel por 27 a 31 en la segunda semifinal.

La novena, a tocar

El Barça de balonmano llega a la gran final de la VELUX EHF Champions League tras superar por 33 a 28 al KS Kielce en las semifinales. Los azulgranas jugarán la decimotercera final de la Copa de Europa de su historia y la cuarta en sus cinco apariciones en la Final a Cuatro.

Xavi Pascual tiene toda la plantilla a su disposición, a excepción del lesionado Saubich. La semifinal ante el Kielce no ha supuesto ninguna gran molestia extra, a nivel físico, para los jugadores azulgranas, que podrán afrontar la final con garantías.

Esta será la primera final de Champions que el Barça de balonmano juegue ante el Veszprem, aunque la temporada pasada catalanes y húngaros protagonizaron ya el partido por el tercer y cuarto puesto de la Final Four, con triunfo azulgrana por 26 a 25.

Un rival con color azulgrana

Aunque la vestimenta de los húngaros suele ser de color rojo, el Veszprem tiene un color netamente azulgrana. Empezando por su entrenador, Antonio Carlos Ortega, ex jugador azulgrana en la época del 'Dream Team'.

La experiencia de Ortega en el banquillo tiene la continuación en la pista de quien fue capitán del FC Barcelona. Laszlo Nagy, ahora en Veszprem, comanda el ataque de los húngaros, que también cuentan en sus filas con otro ex azulgrana como Cristian Ugalde.

Pero además de la huella azulgrana, hombres como Chema Rodríguez, Nilsson o Ilic, acompañados de Mikler y Alilovic en la portería, hacen de los de Veszprem un claro candidato a levantar el brazo con el balón que da forma al trofeo de la Velux EHF Champions League.

Volver arriba