fcb.portal.reset.password

El central blaugrana Raúl Entrerríos, en el partit davant Dinamo jugat al Palau /FOTO:Arxiu-FCB

La maquinaria azulgrana sigue bien engrasada. Este viernes, contra el Toulouse, los azulgranas han completado un partido espectacular contra un rival que está llamado a ser de los importantes en la Liga francesa. Por tanto, el rival no era un comparsa. Desde el inicio de partido que el Barça ha marcado su territorio y ha llegado al descanso con nueve goles de diferencia (14-23) que han reflejado la superioridad creada a través de la velocidad en la transición ofensiva y la efectividad de los extremos.

En el segundo tiempo el guión ha sido prácticamente el mismo, repartiendo minutos, y la diferencia final ha acabado siendo de dieciocho goles, 30-48. La Superglobe, el Mundial de Clubes de balonmano, es el próximo reto de los catalanes, que llegan en un buen momento.

Sin piedad

El Fenix Toulouse, que cuenta en sus filas con el portero Gonzalo Pérez de Vargas y el lateral Ángel Montoro, cedidos por el Barça, ha sido el primer gran rival de la pretemporada. Un equipo de nivel, con jugadores internacionales y que está a llamado a ser uno de los equipos de la parte más alta del campeonato francés. El Barça, que ha salido con la lección bien aprendida del vestuario, se ha situado 1-7 en los primeros compases y desde entonces ha controlado el partido a placer.

La buena defensa, combinada con la velocidad y la circulación de balón, ha permitido encontrar espacios en ataque para los extremos, que en el primer tiempo han hecho 11 de los 24 goles del equipo. El dato lo explica todo. Los de Tolosa, que tan sólo han inquietado con un parcial de 3-0 que ha dejado el electrónico con 10-15, se han visto superados por las rotaciones y la frescura de los azulgranas, que han seguido con un ritmo infernal para marcharse de nueve goles al descanso (14-23). El ex Jérome Fernández, con seis goles, y Gonzalo, con paradas de mérito, han sostenido su equipo.

Uno tras otro

En el segundo tiempo, el Barça ha seguido a lo suyo y cada cinco minutos la ventaja era mayor. Se ha superado la barrera de los diez goles (15-29) y en el minuto 45 la diferencia ha sido de dieciocho goles, 20-38. Sin duda, la apisonadora dirigida por Pascual no ha dado respiro a los anfitriones, que se han visto arrollados por un equipo que esta temporada, y como es habitual, aspira a todos los títulos que disputará.

El 30-48 final ha evidenciado el apetito del Barça, que no ha perdido en ningún momento su velocidad en el juego, la gran efectividad ante portería y la intensidad en el juego. El próximo reto, la Superglobe en Qatar.

La ficha del partido

Toulouse, 30
Barça, 48

Fenix Toulouse: Pérez de Vargas, Montoro, Jérome Fernández (7), Zvizej (3), Osmajic (1), Ilic (2), Porte (3) -siete inicial- Chelle (3), Pérez, Gilbert (3), Pardin, Andielkovic, Van-Cauwenberghe (5), Morency, Bonilauri, Calvel (2)

FC Barcelona: Sterbik, Entrerríos (5), Karabatic (3), Juanín (5), Sorhaindo (2), Lazarov (3), Tomás (8)- siete inicial- Saric, Noddesbo, Sarmiento (4), Ariño (1), Gurbindo (3), Rutenka (6), Stranovsky (3), Viran, Saubich (4)

Parciales: 1-6, 5-9, 7-13, 10-16, 12-20, 14-23 -descanso- 15-29, 18-34, 20-38, 24-42, 28-45 y 30-48

Volver arriba