fcb.portal.reset.password

Karabatic y Lazarov, en un momento del partit. FOTO: Eddy Kelele

Rutenka, en una acción ofensiva. FOTO: EDDY KELELE

Sólo es el primer partido de la nueva temporada, pero las sensaciones no pueden ser mejores. El FC Barcelona ha superado por un claro 23-50 al Bordils, de la División de Honor Plata, en la semifinal de la Supercopa de Cataluña que se ha disputado en la localidad gerundense. Los azulgranas, que han roto el partido a partir del minuto cinco gracias a la mejora defensiva y han dejado ocho minutos sin marcar los locales, han dominado sin problemas el partido con su estilo de juego y han trabajado aspectos claves de cara a la nueva temporada, como por ejemplo un juego más veloz en ataque.

Debut de Karabatic y Lazarov

Una de las noticias más esperadas del partido era saber en qué minuto tomarían parte del encuentro los dos nuevos refuerzos del conjunto azulgrana. El público que ha llenado el pabellón de Bordils ha visto como en el minuto 15, Xavi Pascual, dio entrada a Karabatic y Lazarov. El francés sólo ha tardado tres minutos en anotar su primer gol como azulgrana y ha sido uno de los artífices, junto con Noddesbo, de la gran primera parte del Barça, que se ha marchado al descanso dominando por 11 goles, 14-25, exhibiendo músculo ofensivo.

Sigue la superioridad azulgrana

En el segundo tiempo el Barça no ha aflojado. Ha seguido imponiendo su ritmo, su estilo ofensivo, de contraataque y la superioridad física y técnica ha sido evidente ante un Bordils que nunca ha bajado los brazos a pesar de la diferencia. Los de Pascual, por su parte, tampoco han bajado la guardia y han seguido compitiendo al máximo nivel.

Si en el primer tiempo Saric ha parado 11 lanzamientos, Sterbik detuvo 12 balones en la segunda, lo que ha evidenciado la buena defensa azulgrana, evitando lanzamientos fáciles. En ataque, el acierto ha seguido y al minuto 45 la renta azulgrana ya era de diecinueve goles, 18-37.

En el tramo final, la diferencia ha aumentado y el resultado final de 23 a 50 ha dejado claro que este Barça va en serio desde el primer día y que quiere la Supercopa de Cataluña. Su rival en la final será el ganador del Esplugues-Fraikin Granollers.

La ficha del partido

Bordils, 23
Barça, 50

Bordils: Comas, Ferrer, Masó Garolera (2), Prat (4), Masmiquel (2), Canyigueral y Combis (3) -siete inicial-; Palol, Márquez (1), Reixach (6), Masó Crisol, Vilanova (4), Marco, Vila (1), Comas, González, Teixidor.

FC Barcelona: Saric, Viran Morros (1), Sorhaindo (4), Tomás (6), Entrerríos (5), Gurbindo (2) y Stranovsky (2) -siete inicial- Noddesbo (3), Juanín (1), Sarmiento (3), Rutenka (4), Karabatic (4), Lazarov (5), Ariño (2), Balaguer (5).

Parciales: 4-4, 4-9, 7-12, 8-16, 10-20, 14-25 -descanso- 16-27, 17-32, 18-37, 20-40, 20-46, 23-50

Árbitros: Gracia y Marin

Volver arriba