fcb.portal.reset.password

Saric, clau. / FOTO:Arxiu-FCB

El Barça Intersport ha conseguido una valiosa renta de 6 goles en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones en la pista del Silkeborg. Ha mandado casi en todo momento ante un contrario duro, que es la base de la selección danesa y que hace de su feudo un fortín. Después de una primera parte emocionante y vistosa, el cuadro culé, en muchos ratos brillante, ha llegado a alcanzar un margen merecido y explícito de su superioridad. Daniel Saric ha estado sensacional y el equipo ha funciona colectivamente.

Rival exigente

Casi cinco minutos ha necesitado el Silkeborg para superar la defensa azulgrana. Eso sí, los locales han despertado con celeridad para romper el buen inicio de los visitantes (5-3, min 7). El equilibrio y la continuidad en el juego han sido elevados durante todo el primer tiempo. En un principio, al Barça Intersport le costaba penetrar en la defensa danesa y cuando lo hacía se topaba con un portero Green inspirado. Su duelo con Entrerríos era descomunal. Entre él y Gurbindo han marcado 7 de los primeros 8 goles visitantes (8-8, min 16).

Buen espectáculo

Saric ha frenado la sangría pasado el ecuador del primer tiempo. Al mismo, el equipo ganaba en confianza y recobraba la sobriedad, después de diez minutos de cierto descontrol. De nuevo, el Silkeborg ha estado muchos minutos sin anotar y el Barça Intersport se ha hecho con un cojín de dos goles (9-11, min 23). Schmidt lideró la reacción nórdica antes del descanso, pero Sarmiento y Noddesbo, como en casa, han preservado el orden. Así, el equipo se ha marchado a los vestuarios con la máxima ventaja hasta entonces (12-15).

Tensión competitiva culé

El ataque culé se focalizaba por el centro, en los pivotes, y le salía bien gracias a su acierto en el lanzamiento desde la media distancia. En la reanudación, el Silkeborg ha aparecido todavía más agresivo y, siempre con el apoyo de Green, de entrada se mantendría a rueda del Barça Intersport (17-18, min 35). Los visitantes han perdido por lesión al capitán Víctor Tomás, pero seguían mandando. Principalmente por la intensidad defensiva y por las prestaciones de un soberbio Saric. Ni en instantes de superioridad numérica los locales podían derrumbar el muro azulgrana (17-20, min 40).

Máxima distancia de 6 y reacción local

La mayor amplitud de la plantilla también le ha permitido no bajar el pistón a los hombres de Xavi Pascual. El Silkeborg cada vez tenía más problemas para contenerlos. Al margen de la exhibición defensiva, el Barça Intersport también atacaba con fluidez. Se ha escapado por primera vez de seis en su, seguramente, momento más dulce (18-24, min 46). Los daneses parecían fuera del partido y han vuelto a base de coraje y un parcial de 5-1. Se lo creían de nuevo, a falta de diez minutos (23-25).

Buena renta

Dos goles consecutivos de Rocas, de penalti, y Entrerríos han enfriado el ambiente. Necesitaba serenidad y firmeza el Barça Intersport para afrontar la parte decisiva ante un Silkeborg que ni mucho menos tiraba la toalla. Así ha sido. Los catalanes todavía pudieron recuperar la máxima renta de la tarde (6 goles) que deja la eliminatoria a falta de la rúbrica del Palau.

LA FICHA

BJERRINGBRO SILKEBORG, 26
FCB INTERSPORT, 32

Bjerringbro-Silkeborg (12+14): Green; Kirkegaard (3), Nik Oris Nielsen (4), Lauge-Schmidt (5), Jorgensen (6), Toft Hansen (-), Mortensen (5), siete inicial, Sijan (p.s.), Mads Oris Nielsen (1), Jakobsen (-), Olafsson (1), Kristiansen (-) y Kasper Nielsen (1).

FC Barcelona Intersport (15+17): Saric; Víctor Tomás (-), Gurbindo (5), Sorhaindo (1), Jernemyr (-), Viran (-), Raúl Entrerríos (5), Juanín (1), siete inicial, Rutenka (5), Rocas (4, 1p), Montoro (-), Sarmiento (4), Noddesbo (5) y Stranovsky (2).

Árbitros: Kursad Erdogan e Ibrahim Ozdeniz.

Parciales cada cinco minutos: 3-3, 5-5, 7-6, 9-10, 11-11 y 12-15 (descanso).17-18, 17-20, 18-22, 23-25, 25-29 y 26-32 (final).

 

Volver arriba