fcb.portal.reset.password

Víctor Tomás / FOTO: ARCHIVO FCB

El Barça sigue con paso firme en el liderato, tras ganar en Cuenca (23-32), en una semana de máxima intensidad por el doble compromiso contra el Copenhague. La 26ª victoria consecutiva, en este caso en una pista complicada, permite afrontar con optimismo los próximos dos partidos de la Asboal, contra el Fraikin Granollers y el BM Atlético de Madrid.

El partido comenzó muy igualado, con un FC Barcelona Interport que basaba su juego en la fuerte defensa para contrarrestar el organizado ataque posicional de los de Cuenca. Fruto de esta defensa y de las paradas de Sjöstrand, los azulgranas podían correr y Noddesbo y Tomás finalizaban los contrataques. Precisamente Noddesbo, que ponía el 4-5, conseguía el gol 20.000 del Barça de balonmano en Asobal.

La defensa del Barça Intersport subía de intensidad y gracias también al aumento de la fluidez ofensiva, los azulgranas ampliaban el margen y marchaban por 6 a 11 en el minuto 19. Y la diferencia no era mayor debido a la buena actuación del portero local Kapellen. Al descanso, el 11-16 favorable al Barça.

El Barça mantiene el tono en la reanudación

En la reanudación, el BM Ciudad Encantada salía con una defensa más arriesgada pero la circulación de balón en ataque y el buen oficio de Sjöstrand en la portería, permitían a los azulgranas abrir más el marcador y llegar hasta el 12-20 en el minuto 36 de partido. El Cuenca arriesgaba defensivamente para intentar recortar las diferencias y los azulgranas encontraban el agujero en la defensa local para mantener la distancia con una actuación excepcional de Sjöstrand en la portería.

Cristian Ugalde, a falta de 8 min, situaba el 19-30 en el marcador que dejaba el partido dado y bendecido. El resultado final (23-32) muestra la superioridad de un Barça que nunca ha visto peligrar el partido. La nota negativa ha sido el esguince de Albert Rocas en el tobillo derecho, una lesión que hace que su presencia el sábado sea dudosa.


Volver arriba