fcb.portal.reset.password

Pascual banqueta Valladolid

A falta de dos jornadas, el Barça Intersport depende de sí mismo para ser campeón. El primer paso lo tiene que hacer este domingo (21 horas) en el campo del Ademar de León. El entrenador Xavi Pascual considera que sus jugadores están plenamente mentalizados de la trascendencia del duelo: "Nos jugamos poder decidir la Liga en el Palau, veo al equipo muy metido", indicaba en la rueda de prensa previa. Su exigencia no varía: "Espero que se dejen la piel y después, evidentemente, el acierto será importante".

Elogios para el rival

El Ademar será el juez de la Liga. A pesar de que ya tiene la tercera plaza asegurada, Pascual desconfía: "No dejan de jugar en casa y será el último partido para mucha gente. Además, siempre es un campo que ayuda muchísimo a su equipo, que sólo ha perdido un partido en la Liga en casa". El técnico azulgrana cree que el próximo rival ha hecho una temporada "para quitarse el sombrero" y que su terreno nunca es sencillo: "Dije que había muchos campos en los que se podía perder y León es uno de ellos".

Centrado en su trabajo

Al mismo tiempo, Xavi Pascual reconocía la motivación extra de sus hombres para esta cita: "Tenemos muchas ganas de jugar, sabemos de la importancia e intentaremos hacerlo lo mejor posible". El equipo incluso podría ser campeón si combinara una victoria con una derrota del Atlético de Madrid en la pista del San Antonio. Pascual, sin embargo, se ha mostrado realista y centrado en su tarea. "No podemos hacer nada y estoy convencido de que el Atlético hará su trabajo, que es ganar", confesaba.

Volver arriba