fcb.portal.reset.password

(Foto: Archivo FCB)

Desde que el equipo de balonmano azulgrana comenzó la pretemporada el 1 de agosto, el trabajo físico ha sido una parte mayoritaria de su plan de entrenamientos. Con el inicio de la Liga Asobal, y en espera de la competición europea, los de Xavi Pascual han contado, en las dos últimas semanas, con una carga física muy fuerte, antes de dar paso a una nueva etapa, cuando los dos partidos semanales no permitirán dedicar tanto tiempo a las pesas.

La fase crítica

"Son dos semanas importantes de cara a todo lo que viene, que son muchos partidos, muchos viajes y mucho desgaste", asegura Víctor Tomás. "Es un buen final para poder aguantar una temporada tan dura como nos viene". "Es la fase crítica", apunta el doctor del equipo, Josep Antoni Gutiérrez, "pero la competición es la que manda y la que marcará los ritmos de entrenamiento a partir de ahora", concluye.

Competición entre compañeros

Tras la primera sesión de pesas de la semana (el jueves tendrán otra), los jugadores se han sometido a diferentes pruebas para comprobar la potencia de salto y la velocidad de lanzamiento. Para los jugadores, es una actividad que se sale de la rutina diaria y da juego a muchos comentarios y bromas entre compañeros. "Dentro del vestuario siempre hay algo de competición entre nosotros. Somos hombres y nos gusta ser el que más fuerte tira, el que más salta ... Nos sirve para bromear entre nosotros ", explica Tomás.

Saltar más alto, lanzar más rápido

Pero más allá de la broma, técnicos y servicios médicos analizan los resultados para comprobar la evolución física de los jugadores. "Necesitamos saltar más alto, porque tenemos una defensa que debemos superar, y lanzar más rápido, porque si la pelota coge más velocidad, al portero le costará más detenerla", afirma el doctor Gutiérrez.

Víctor y Mikel, los mejores en salto y lanzamiento

Una vez realizadas las pruebas, dos jugadores han destacado con su potencia en cada una de las pruebas. Víctor Tomás es el jugador que más salta, 65 centímetros, y Mikel Aguirrezabalaga, quien cuenta con el lanzamiento más rápido, a 109 kilómetros por hora.


Volver arriba