El capitán del Barça de balonmano Víctor Tomás, con todos sus compañeros a su lado, levanta la Liga Asobal / FOTO: GERMAN PARGA

Los jugadores del Barça celebran la Liga Asobal / FOTO: GERMAN PARGA

El Barça de balonmano no se cansa de hacer historia y los de Xavi Pascual volvieron a revalidar el título de la Liga Asobal, el cuarto consecutivo y el número 21 de la historia de la sección. Y lo hicieron con victoria en los 30 partidos disputados, después de que la temporada anterior ganaran 29 de los 30 enfrentamientos. Un pleno de victorias histórico para la sección azulgrana y que sólo había podido alcanzar el BM Ciudad Real durante la temporada 2009/2010.

Dominio absoluto

La acumulación de títulos y el parón por la disputa del Europeo no hizo aflojar el ritmo de los culés durante la temporada. Ya desde el primer momento los de Xavi Pascual se mostraron muy firmes y, en las dos primeras jornadas, marcaron 41 y 44 goles contra el Ciudad Encantada y el Villa de Aranda, respectivamente.

El triunfo contra el BM Granollers (20-34) en la jornada 6 permitió que el Barça comandara la clasificación en solitario por primera vez. Ya como líder, los de Xavi Pascual mantuvieron el nivel mostrado desde el inicio, también en la faceta defensiva. El ejemplo se vio en el último partido de la primera vuelta, en el que lograron dejar al Naturhouse La Rioja con sólo 16 goles.

En la jornada 24, seis antes del final de la Liga, el Barça disfrutó del primer 'match ball' para ser campeón, pero la victoria del Logroño lo evitó. Una jornada más tarde, en casa contra el BM Aragón (48-22), sí pudo celebrar el título. Además, los 48 goles anotados superaron el récord culé, que era de 47 dianas. El triunfo a domicilio contra el Naturhouse La Rioja (26-31) en la última jornada permitió hacer el 30 de 30 en victorias. Todo un éxito.

Los números del campeón

Los azulgranas no sólo terminaron el curso sin conocer la derrota, sino que también superaron algunos registros históricos. En el aspecto goleador, el Barça marcó 1.146 goles, 99 más que el récord que tenía el Atlético de Madrid. El máximo goleador fue Kiril Lazarov, con 131 goles en 30 partidos. Por otra parte, los de Xavi Pascual recibieron 709 goles.