fcb.portal.reset.password

Encarna y sus familiares con los capitanes del FCB Lassa, al final del partido de este domingo | VÍCTOR SALGADO - FCB

Durante el partido de ayer entre el FCB Lassa y el Manresa, Encarna Hernández recibió un sentido homenaje al ser jugadora del Club durante nueve temporadas. Murciana de nacimiento aunque establecida en Cataluña desde muy pequeña, Encarna -con 100 años cumplidos- disfrutó del triunfo culé. Según ella, el homenaje fue del todo "inesperado". "Dicen que he sido una figura y ahora sólo soy una viejecita", aseguró una Encarna que comenzó a practicar este deporte a los 13 años.

Su pasión y dedicación por el Club la llevó, incluso, a asumir la capitanía del equipo: "Mi amor era el baloncesto y la familia". "He sido muy feliz -continúa- y puedo decir que he jugado en el Barça". Más conocida como la Niña del Gancho, ya que hizo de este tiro su especialidad, Encarna Hernández recibió una camiseta por parte del Club y pudo intercambiar sensaciones con Juan Carlos Navarro y Ante Tomic -dos de los capitanes de la plantilla-. Bartzokas, técnico del FCB Lassa, tampoco faltó a un encuentro en el que Perico Ansa -presidente de los FCB Veterans- le hizo entrega del carné de socia de este grupo.

Junto a sus familiares, Encarna vivió una jornada cien por cien azulgrana en el Palau Blaugrana. "El Palau es maravilloso, cuando yo jugaba lo hacía en la calle", recordó antes de mostrarse rotunda -con una sonrisa en los labios- sobre su trayectoria personal y profesional: "Volvería a repetir todo lo que he hecho".

Volver arriba