fcb.portal.reset.password

No ha podido ser. El Barça Lassa ha caído en el cuarto partido de la final en el Palacio y el Real Madrid se ha proclamado campeón de la Liga ACB por segundo año consecutivo. Los blancos han vuelto a superar la barrera de los 90 puntos y liderados por un Sergio Llull muy inspirado - 21 puntos y 23 de valoración - han acabado sentenciando el duelo (91-84).

Comenzaba fuerte el Barça. Conscientes de que la victoria era el único camino para seguir soñando con la conquista de la Liga, los azulgranas han comandado el primer periodo. Liderados por un gran Ante Tomic los de Xavi Pascual han anotado con facilidad y así lo mostraban los porcentajes en el tiro. Estaban también más entonados en tareas ofensivas pero también muy atentos en el rebote. Un hecho determinante para que el Barça empezara a escribir su primera ventaja en el marcador (11-17, min 5). Los blancos no se encontraban cómodos con su juego y los culés lo han aprovechado para ampliar la diferencia y terminar el primer cuarto con una ventaja de siete puntos (19-26, min 10).

Igualdad en el marcador

Los de Pablo Laso, sin embargo, han reaccionado haciendo un inicio de segundo periodo frenético. El Barça no estaba tan acertado en ataque y los blancos han estado más atentos en el rebote. Las transiciones ofensivas y el tiro exterior de Llull y Nocioni han permitido al Real Madrid empatar el duelo (36-36, min 16). El Barça veía que la renta de puntos se había escapado, pero en ningún momento le ha temblado el pulso. En este momento del duelo, ha aparecido la figura Perperoglou que con dos acciones ofensivas - cinco puntos consecutivos - ha logrado sostener a los azulgranas y situarlo por delante antes del descanso (45-47, min 20).

El paso por los vestuarios ha activado los de Pablo Laso que han salido con mucha intensidad. Sergio Llull estaba siendo el verdugo del Barça, tanto en filtraciones en zona interior como desde el tiro exterior. El Barça perdía acierto ofensivo y el Madrid no perdonaba. Los de Pascual no podían desactivar la conexión atacante madridista y los triples de Sergio Rodríguez y Thompkins permitían a los blancos una ventaja amplia (72-65, min 30).

Luchando hasta el final

El Barça, sin embargo, ha sacado coraje. La situación era límite, pero en ningún momento ha bajado los brazos a pesar de estar contra las cuerdas bajo un ambiente muy hostil. Reaccionaban los azulgranas, pero aún así la ventaja seguía siendo blanca (74-70, min 34). Y es que los de Pablo Laso estaban siendo superiores en los porcentajes, ofensivos y defensivos, el Barça ya no dominaba tampoco en el rebote y el partido cada vez se iba decantando del lado blanco. Navarro y Doellman anotaban para mantener la esperanza azulgrana y un parcial de 4-0 ha puesto el 87-84 a dos minutos del final.

Pero al Madrid no le ha fallado el pulso al final y ha seguido anotando para volver a superar los 90 puntos por cuarto partido consecutivo de la final y proclamarse campeón. Una losa demasiado difícil de superar. El cuarto partido se ha decidido por detalles, en los que el Barça ha luchado y ha estado vivo hasta los últimos segundos, pero el acierto elevado de los blancos ha sido determinante para que el título se acabara quedando en Madrid.

La ficha del partido

Real Madrid 91,

FC Barcelona Lassa 84,

Real Madrid: Ayón (9), Caroll (2), Llull (21), Thompkins (14) y Taylor (4) - cinco inicial - Rudy (9), Nocioni (7), Reyes (11), Maciulis, Rodríguez ( 14) y Hernán Gómez

FCB Lassa: Doellman (7), Navarro (14), Satoransky (17), Oleson (6) y Tomic (17) - cinco inicial - Ribas (2), Lawal (4), Vezenkov, Perperoglou (11), Abrines ( 2), Samuels (4) y Arroyo

Parciales: 19-26/26-21/27-18/19-19

Árbitros: Daniel Hierrezuelo, García González y Benjamín Jiménez

Volver arriba