fcb.portal.reset.password
Xavi Pascual, durante la entrevista

Xavi Pascual, durante la entrevista. FOTO: GERMÁN PARGA -FCB

Pascual, desde otro ángulo.

Pascual, desde otro ángulo. FOTO: GERMÁN PARGA - FCB

[[DES_1]]Xavi Pascual ha completado su sexta temporada completa en el banquillo del Barça. El técnico catalán, en esta entrevista a Barça TV y www.fcbarcelona.es, hace un repaso a la temporada del Barça y explica cómo ha sido un curso en el que el equipo ha ido de menos y donde sufrió un duro golpe en Milán y posteriormente su hambre de títulos les hizo ganar una Liga Endesa que será recordada durante mucho tiempo. "Nuestra ambición para conseguir un título era máxima. El equipo quería, como mínimo, ganar un título", dice el técnico del Barça.

"Lo primero que piensas una vez finalizado todo es en este final. Si piensas más ves la evolución, de menos a más, del equipo. Han hecho un 2014 muy bueno y podríamos haber hecho algo más, la Copa por un tiro, la Final Four por una mala noche y al final esta Liga", comenta Pascual, que después de la final de la Liga ACB dejó las cosas claras: "No fue un discurso reivindicativo el de después de la Liga, fue una exposición real de lo que habíamos vivido. Si hubiera reivindicativo hubiera sacado un listado que se hubiera terminado nunca".

Las personas públicas tenemos un cierto miedo a desnudar nuestros sentimientos y probablemente por eso la gente no nos conoce al 100%

Pascual reconoció tras la derrota en Milán contra el Madrid que había sido su peor experiencia como entrenador: "Las personas públicas tenemos un cierto miedo a desnudar nuestros sentimientos y probablemente por eso la gente no nos conoce al 100%. De vez en cuando, como hice Milán diciendo que sentíamos, hay que explicar qué sientes y qué pasa, es bueno que la gente entienda qué vivimos y qué sentimos", analiza el preparador de Gavà, que añade que "las criticas, cuando jugamos mal, no me molestan en absoluto. Molestan las interpretaciones posteriores, como si todo hubiera terminado".

En cuanto a Maciej Lampe, que fue juzgado y criticado durante gran parte del año, Pascual ha hecho una radiografía de su temporada con final decisivo y feliz: "Lampe fue sentenciado ante una situación puntual en el juego. Se habló de una mala relación conmigo, que es falso, todo lo contrario. No he tenido ningún problema con él. En el tramo inicial de temporada fue importante y después descubrimos que tuvo unos problemas con una medicación que afectó a su rendimiento. Cuando estuvo fuera el equipo también crecía y luchó mucho para entrar en el equipo, esperó su oportunidad. Estoy encantado con estos jugadores que tienen amor propio y que luchan. Ha hecho una gran final, además del triple ganador. Ojalá esto le ayude en el futuro".

Lampe fue sentenciado ante una situación puntual en el juego. Se habló de una mala relación conmigo, que es falso

La presión por jugar en el Barça siempre es máxima, el hecho de llegar a las finales y competir es uno de los mínimos exigidos. "El jugador y el entrenador que ficha por el Barça sabe dónde va y dónde juega. Sabes que si no lo haces bien te criticarán. Es lo más normal del mundo, las cartas están sobre la mesa y las sabemos todos. Lo que molesta es aprovecharse de ciertos momentos para entrar a buscar otras interpretaciones".

En cuanto a la Copa del Rey, Pascual comenta que para él fue realmente buena: "Hicimos una Copa del Rey extraordinaria. Jugando muy bien contra el Tenerife, también contra el Valencia, que estaba por encima nuestro en la Liga Regular, y en la final contra el Madrid estuvimos a punto. Cayó de su lado y ya está, pero competimos y estábamos en una buena línea comenzando después el Top 16".

Antes de llegar a la Final Four el Barça superó al Real Madrid de forma cómoda en el Palau. Pero una semana después todo cambió. "Antes de ir a Milán mundo decía que era un 50%, todo el mundo pensaba que sería igualado. Íbamos a competir, acabábamos de ganar en el Palau con superioridad y teníamos mucha ilusión. Perdimos el control del partido y al volver del descanso, tras fallar dos tiros, dejamos de creer y el sueño desapareció. Es inexplicable para el público en general y algo más comprensible por lo que nos dedicamos al deporte, porque de vez en cuando hay momentos así", explica el técnico catalán.

En Milán, tras el descanso, dejamos de creer y el sueño de la Euroliga desapareció

Pascual también ha hablado de Juan Carlos Navarro, que fue el MVP de la final de la Liga Endesa: "Navarro es nuestro líder en todo. Es un jugador especial con carácter ganador, siempre quiere ganar. Tiene capacidad para hacer bien e interpretar las cosas. Ha marcado una historia, probablemente, para mí, el jugador más importante de todos los tiempos. Prácticamente no se ha perdido partidos durante la temporada, ha tenido mucha continuidad durante la temporada y ha acabado a un altísimo nivel físico".

Finalmente, Pascual ha tenido palabras de elogio hacia Joan Creus: "El éxito de esta etapa no se entiende sin Joan Creus. Siempre está al lado en los momentos buenos y malos. Ojalá podamos seguir mucho tiempo juntos, la vida cambia mucho y hay que ver qué es lo mejor para todos, el Club y cada persona. Yo tengo un año más de contrato y estamos ilusionados de poder trabajar en nuestra casa".

El adiós de Sada

"Ojalá todo acabe bien para las dos partes. Él se merece una salida de nivel, es un jugadorfundamental para entender la historia reciente, importantísimo para mí y para el equipo. Nos ha dado muchas cosas pero la vida evoluciona y tenemos que ir buscando diferentes caminos.Se ha decidido que no siga con nosotros el año que viene y a partir de ahí el jugador se explicará. Dejo unos días para poder hablar con él pero sólo quiero agradecerle lo que ha hecho por nosotros, que es mucho", ha comentado Pascual sobre el jugador de Badalona.

Volver arriba