fcb.portal.reset.password

Nachbar, durante la visita. FOTO: UNICEF

Bostjan Nachbar visitó este verano la región de Sahel, en Chad, como miembro de una delegación de Unicef que quiere enseñar al mundo la situación en la que viven muchos niños menores de 5 años que sufren de desnutrición crónica. El proyecto, denominado 'Voces de los niños', cuenta la historia del pequeño Batrene, de poco más 8 meses, que pesaba 5,6 kg y en tres semanas, después de acudir al Centro Médico Mao Mosque, llegó hasta los 6,2 kg. "Es evidente que su salud está mejorando y camina hacia una recuperación completa", comenta Nachbar durante el vídeo.

El jugador del Barça, muy comprometido socialmente, quedó maravillado con el centro médico: "es bueno saber que hay centros médicos como este a Mao y en la región, donde tratan estos niños malnutridos y además se salvan vidas". En este vídeo resumen de su estancia Nachbar explica sus sensaciones y las historias vividas.

Volver arriba