fcb.portal.reset.password
Xavi Pascual, dret amb els braços creuats, seguint les evolucions dels seus homes

Xavi Pascual, aquest diumenge al Palau / FOTO: VICTOR SALGADO - FCB

Pocas lecturas en positivo ha sacado Xavi Pascual de la derrota de este domingo en el Palau contra el Unicaja. "Son derrotas de las que duelen, y más en casa", ha asegurado el técnico azulgrana. "Lo que más me preocupa es el hecho de que hay jugadores que individualmente algún día no están. La ambición, la competitividad y prepararse bien para el partido es responsabilidad de cada uno", ha añadido un Pascual autocrítico.

El entrenador del Barça se ha mostrado sorprendido por el rendimiento del equipo: "Llevábamos tres partidos consecutivos jugando a un buen nivel durante los 40 minutos y este domingo, sorprendentemente, no hemos estado. La línea de entrenamientos y de partidos era buena y, por lo tanto, en algunas cosas soy el primer sorprendido".

De más a menos

El análisis del partido por parte de Xavi Pascual ha sido muy detallado: "Hemos empezado bien pero con un 11-2 hemos perdido tres balones consecutivos y con un 20 a 11 hemos encajado dos triples consecutivos, el último, al final del primer cuarto. A partir de aquí hemos vivido un nuevo partido, con muchos altibajos. Hemos encadenado algunos errores poco habituales y, paralelamente, la presión ha ido aumentando. Hemos llegado al final del partido con opciones pero no hemos podido darle la vuelta al marcador". "Este partido, en una situación de más tranquilidad, creo que la hubiéramos podido acabar ganando. Sólo hay que ver algunas canastas que hemos fallado", ha apuntado el técnico refiriéndose a la presión que siente el equipo, sobre todo en los duelos en casa.

Tranquilidad con Lorbek

Por último, con respecto a la buena noticia del regreso de Erazem Lorbek a la Liga Endesa, Pascual ha explicado que habrá que tener un poco más de paciencia: "A Lorbek todavía le falta un poco. A ver si a partir de la próxima semana puede jugar un poco más. Tenemos que ir despacio con él y que vaya cogiendo el ritmo de competición".

Volver arriba