fcb.portal.reset.password

Pullen, en la seva època universitària. FOTO: zimbio.com

Una pieza más para un equipo que volverá a aspirar a todo. Jacob Pullen, a punto de cumplir los 24 años, reforzará el juego exterior del FC Barcelona la temporada 2013/14. El base estadounidense formado en Kansas, que cuenta con pasaporte georgiano y no ocupa plaza de extracomunitario, es otro contrapunto a la pareja de bases que ya tenía Xavi Pascual. Con Huertas y Sada, el técnico catalán tendrá un abanico de opciones para escoger el ritmo y cómo quiere jugar en cada momento. Además, puede actuar también como escolta en ataque.

Anotación y ritmo

Pullen no es un base clásico. Su fuerte no es dirigir el equipo, aunque también lo puede hacer en momentos puntuales. Se trata de un anotador compulsivo y que rompe los partidos con su ritmo infernal. Su altura (1,85) le permite deshacerse de su defensor con una finta o un buen primer paso y desde ahí atacar la canasta. Esta es una de las mejores armas de Pullen, que no tiene dudas y sólo piensa en anotar. Su tren inferior le ayuda a chocar con jugadores más físicos, pero el contacto no le asusta y consigue hacer canasta.

Además, cuenta con un buen dominio de la mano izquierda y anota después de realizar algún cambio de mano y reverso dentro de la zona. Sin duda, cuenta con los fundamentos necesarios para crear desequilibrios en la defensa contraria.

Manos rápidas

En cuanto al aspecto defensivo, Jacob Pullen no destaca por ser un brillante defensor. Pero su buen desplazamiento lateral le ayuda a anticiparse y crea dudas al atacante. En más de una ocasión el de Maywood (Illinois, Estados Unidos) recupera el balón, sale al contraataque, o, simplemente con un toque al balón, permite a un compañero mejor posicionado quedarse con la pelota y volver a jugar en ataque.

Sus números

Después de dos temporadas en Europa -en 2011 aterrizó en el Angellico Biella italiano-, Pullen ha tenido la oportunidad de firmar por el FC Barcelona. En su primer año en el Viejo Continente, el base acreditó 16 puntos -con dos triples por partido- para una valoración de 11,7 puntos. La temporada 2012/13 emprendió una nueva aventura, esta vez en Israel, en las filas del Hapoel de Jerusalén.

Con el conjunto hebreo jugó 19 partidos de Liga (12,6 puntos y cuatro asistencias por partido) y seis partidos de la Eurocup, la competición europea, en la que anotó 13 puntos por encuentro. Finalmente, terminó la temporada en el Oknoplast Bolonia, equipo en el que jugó nueve partidos con unos promedios de 20,7 puntos y un 47% de acierto en triples.

Volver arriba